LA INTERNA EN EL PLAN GAS

El rol de YPF en los distintos Plan Gas

El Secretario de Energía, Darío Martínez, cuestionó el rol que tuvo YPF en la gestión de Mauricio Macri. Sin embargo, llamó la atenciòn que la empresa de bandera cotizó el precio más alto en la subasta del Plan Gas.Ar
domingo, 6 de diciembre de 2020 · 00:00

Esta semana un medio televisivo nacional con la ayuda de un reconocido periodista en temas energético instalaron la idea en el inconsciente colectivo que la famosa resolución 46 fue concebida para perjudicar a YPF y beneficiar a Tecpetrol.

A tal punto llegó el debate y la estrategia del gobierno en posicionar a YPF como víctima de las políticas de la anterior gestión, que el mismo Secretario de Energía de Nación, Darío Martínez, salió a exponer el tema en el programa “Pasaron Cosas” de Alejandro Bercovich.

El tema no es menor para el futuro de la industria energética y podría convertirse en “case study” de la política de castigo a la meritocracia en la gestión de Alberto Fernández.

“La justicia deberá determinar si el subsidio al gas se diseñó para beneficiar a Techint y perjudicar a YPF en Vaca Muerta” dijo Darío Martínez en referencia al esquema de subsidios de la Resolución 46 que rigió entre 2017 y 2018. “YPF perdió el rumbo, perdió participación en el mercado del gas y perdió potencia durante el gobierno de Macri” sentenció el jefe de la cartera energética.

En el círculo más íntimo del sector empresario llama la atención el alboroto que se generó con las declaraciones. Una fuente muy vinculada a la industria comentó en absoluto off the record que el Gobierno "intenta tapar las falacias de la subasta; sobre todo el rol de YPF que puso el precio del gas más caro que cualquier otra operadora”.

Lo cierto es que como parte de la estrategia kirchnerista, la sola operación mediática generó la grieta en el "stablishment petrolero" e instaló, paralelamente, la política de miedo y persecución al mérito.

Para contextualizar la decisión de la Resolución 46, el Director Comercial de Gas Energy Latin América, Fernando Meiter, explicó que “la normativa fue fruto de una necesidad urgente de levantar la producción de gas natural, que había caído estrepitosamente (durante el último gobierno de Cristina Fernández) y que le estaba generando a nuestro país importar a tope desde Bolivia, dos regasificadoras e importar fuel oil para las térmicas”.

Con esta medida, la empresa del grupo Techint invirtió U$S 1.500 millones de los U$S 2.300 que se estimaban invertir en el yacimiento Fortín de Piedra. La realidad es que la gestión de Gustavo Lopetegui decidió suspender arbitrariamente la normativa, ocasionando un grave perjuicio a la actividad y al sostenido crecimiento de la producción gasífera.

Para el especialista y consultor en proyectos energéticos relacionados principalmente con Gas Natural y Petróleo, “YPF es una empresa privada que cotiza en el NYSE, cuya mayoría accionaria es del Estado Argentino y el 49% restante está en manos de accionistas privados” reflexionó para intentar entender la posición del Gobierno Nacional.

“No encuentro motivo, razón o circunstancia por la cual, (YPF) deba tener beneficios especiales. Sería competencia desleal con las demás operadoras que trabajan en el país” declaró Meiter ante el grupo de especialistas en temas energéticos.

Todo el concepto de “virtuosidad” que el presidente elogió ante los empresarios en el Museo del Bicentenario durante el cierre del Plan Gas.Ar, se derrumbó 24 horas después como un castillo de naipes de la mano del ala más dura de la coalición Fernández-Fernández.

Ante las distintas visiones sobre la Resolución 46, Plus Energético consultó al ex secretario de Recursos Hidrocarburíferos del ex Ministerio de Energía, Ing. José Luis Sureda.

“La Resolución 46 (R46) fue un instrumento sometido a consultas con los productores; y no posee asimetrías de información: todos tuvieron la misma información y al mismo tiempo” explicó el ex funcionario

Para entender el espíritu, Sureda se refirió a la resolución como “una carrera de cien metros y no una maratón”, para luego revelar que “se ganaba con VELOCIDAD en la toma de decisión y en la ejecución…”

La ingeniería de la normativa estaba puesta en llenar la capacidad de transporte ociosa entre Neuquén y Gran Buenos Aires. El ex docente de la Universidad Austral comentó que en invierno el barco regasificador ocupaba 20 mmccmd formando un cuello de botella entre Neuquén y Bahía Blanca.

En este sentido, “CADA oferente tenía TODA la información necesaria para evaluar y saber cuanto gas debía ser producido entre todos los productores” afirmó.

Sin ingresar en la discusión si la empresa de bandera se vio perjudicada o no estuvo a la altura para competir en iguales condiciones que el resto de las compañías, de los comentarios de ambos especialistas se desprende que cada productor tuvo las herramientas necesarias para incrementar la producción gasífera.

Lo cierto es que, como resultado de una norma competitiva, la industria “produjo más gas que el necesario” explicó el ex VP Comercial de Pan American Energy, y todas las compañías sabían que “el techo estaba dado por la capacidad de transporte”.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios