EN LA PROVINCIA

Identificarán armas secuestradas con un sistema de códigos de barras

Autoridades del Poder Judicial, de la Policía provincial y del Registro Nacional de Armas (RENAR) trabajan en la elaboración de un protocolo de levantamiento de armas en el lugar del hecho. “Seremos la primera provincia en poner en funcionamiento un sistema como este”, dijo el fiscal general José Gerez.
martes, 11 de febrero de 2014 · 17:08

Neuquén – Autoridades del Ministerio Público Fiscal, del Poder Judicial de Neuquén, de la Policía provincial y del Registro Nacional de Armas (RENAR) comenzaron a trabajar en forma conjunta en la elaboración de un protocolo de levantamiento de armas en los casos judiciales.

La iniciativa contempla la utilización de etiquetas con códigos de barras para identificarlas, lo cual permitirá conocer en detalle, y mediante un software, los movimientos desde que es levantada en el lugar del hecho hasta su destrucción.

El fiscal general José Gerez afirmó que "seremos la primera provincia del país en poner en funcionamiento un sistema como este”. Remarcó que "el código de barras brindará un sistema de identificación único y exclusivo para cada arma, más allá de las características particulares que tenga”, y puntualizó que "mediante un software especial se podrá tener en detalle toda la cadena de custodia del arma desde su levantamiento en el lugar del hecho hasta su destrucción”.
Con el nuevo protocolo, la cadena de custodia la integrarán el área de criminalística de la Policía que levantará el arma en el lugar del hecho y deberá pesarla y tomarle un foto; luego pasará al Ministerio Público Fiscal que al recibirla también la pesará y tomará un foto, y la conservará hasta la formulación de cargos en contra del imputado/a en el caso; finalizada esta etapa la custodia la asumirá la Oficina Judicial; y una vez terminado el proceso judicial el arma será retirada por el RENAR para su destrucción.
El código de barras estará en una etiqueta que proveerá el RENAR, y que el Ministerio Público Fiscal entregará a la Policía.
La primera reunión para avanzar con la iniciativa se realizó hace dos semanas entre el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) Oscar Massei, la administradora general del Poder Judicial Sandra Valle, el fiscal general José Gerez y el director de control de gestión y fiscalización del RENAR, Carlos Fernández.
El objetivo es aplicar el protocolo a los hechos posteriores al 14 de enero de 2014, día de la implementación de la Reforma Procesal Penal que cambió el funcionamiento de la Justicia penal en la provincia.
Para los casos anteriores a esta fecha, el Poder Judicial realizará una clasificación de las armas bajo su órbita, para distinguir entre las que pertenezcan a procesos judiciales finalizados y procesos judiciales vigentes.
En el primero de los casos, se las remitirá al RENAR para que sean destruidas; y en el segundo caso se las identificará y resguardará en un depósito bajo la órbita de la administración general del Poder Judicial.
En la actualidad, las armas secuestradas y que son parte de casos judiciales están bajo custodia del RENAR, el Poder Judicial provincial y el REPAR (Registro Provincial de Armas).
 

Comentarios

Otras Noticias