FMILIARES DE LA VICTIMA

Escrache tras la liberación del agresor

El joven de 23 años fue asesinado el 14 de noviembre en la zona del Alto de la ciudad
viernes, 27 de noviembre de 2015 · 19:50
Familiares de Jonathan Aguilera, el joven asesinado a puñaladas en el alto neuquino el pasado 14 de noviembre, realizaron varios escraches tras conocerse que el único acusado del hecho está en libertad. Los escraches fueron realizados en la inmobiliaria y la casa de Mansilla, único acusado de la muerte del joven.

"Tenemos una familia destruída por la muerte de mi hermano", aclamó la hermana del joven. "Hoy este hombre mató a mi hermano, no sabemos qué puede hacer mañana, no se pude excusar que estaba drogado o borracho", dijo Cecilia Aguilera. 

Recordamos que el joven de 23 años fue asesinado el 14 de noviembre en la zona del Alto de la ciudad. Recibió múltiples puñaladas en una feroz pelea que se inició en el patio de una propiedad, siguió en el interior de la vivienda y terminó en la vereda, donde los efectivos policiales y paramédicos lo encontraron cuando respondieron a un llamado de los vecinos. El consumo de drogas y alcohol fue un factor relevante en el trágico episodio.

Por el crimen fue detenido un joven de 26 años con el cual la víctima había discutido y forcejeado, y a la sobrina del joven muerto, de 20 años, que estaba también en el lugar. Las primeras versiones revelaron que las tres personas involucradas habían pasado la noche juntos consumiendo bebidas alcohólicas y drogas. En esas circunstancias los dos muchachos se enfrentaron y uno de ellos apuñaló al otro. Fuentes judiciales confirmaron la existencia de cocaína en la escena del crimen.

Si bien fueron varias las heridas que recibió la víctima, dos fueron la más importantes. Una en el tórax, que le afectó el corazón, y otra en el hígado. La primera fue determinante para la muerte, según la fiscal Gloria Lucero, quien interviene en el caso.
Una vecina alertó a la ambulancia y al llegar al lugar el personal médico encontró al herido, Jonathan Aguilera, tendido en la vereda de un departamento de la calle Santa Fe al 949. El escenario estaba regado de sangre y junto al cuerpo estaban el presunto autor, de apellido Mansilla, y la sobrina de Aguilera.
Mansilla fue detenido en aquel entonces. 

Fuentes policiales indicaron que al arribar, la muchacha de 20 años estaba en estado de shock y gritaba constantemente. "Estaba toda manchada con sangre y repetía todo el tiempo que habían consumido alcohol y cocaína, no la podíamos tranquilizar", relataron.

Allí se montó un gran operativo que llamó la atención de los vecinos. Uno de ellos explicó que "se escuchó un griterío como a las siete, pero no me asomé a ver porque siempre es lo mismo acá, en esa casa siempre estaban de fiesta", señaló.

Comentarios