Se define la suerte del camarista Bernardi

Ahora todo está en manos del fiscal Puntel.
jueves, 7 de abril de 2016 · 18:48

 

El juez Favio Igoldi dio por finalizada la instrucción de la causa que tiene como imputado al camarista Juan Bernardi.

El suspendido magistrado, acusado del delito de corrupción de menores, podría ir a juicio en el corto plazo si el fiscal Puntel requiere, a solicitud de Igoldi, la elevación de la causa a la Cámara en lo Criminal para que resuelva en consecuencia y fije fecha de audiencia y debate.

La remisión se produce luego que el magistrado evaluó como finalizada la fase de recolección de pruebas, testimonios e indagatorias. De esta forma, en los términos que estipula el artículo 38 del Código Procesal Penal, las actuaciones fueron enviadas al fiscal de la causa, quien tiene en principio seis días hábiles para solicitar la elevación a juicio u otras medidas que considere oportunas.

La decisión del fiscal deberá ser devuelta al juez Igoldi, para su resolución final. Bernardi llegaría en libertad al punto clave del proceso, a diferencia de otros imputados por delitos similares que actualmente se encuentran en prisión y cuyas causas también se elevarán a juicio. Ejemplo de esto último es el abogado José Aguirre, cuyo expediente lo tiene el juez Carlos Mussi.

El requerimiento de Igoldi, para que el fiscal Puntel solicite la elevación a juicio de Bernardi, llega después de las últimas pruebas presentadas por el propio fiscal, quien hace poco más de una semana pidió cárcel para el suspendido magistrado argumentando como punto fundamental el testimonio de una adolescente -que se encuentra institucionalizada- recogido a mediados de marzo en la provincia de Buenos Aires.

A partir de esa declaración, Puntel consideró agotada la prueba y solicitó la prisión preventiva de Bernardi. Asimismo consideró que en la causa vuelve a tomar entidad la calificación legal de "prostitución” además de reafirmarse la figura de corrupción de menores. Sin embargo, fue Igoldi el que denegó esa petición.

Curiosamente, el juez de Instrucción considera finalizada la etapa inicial de la causa cuando la cámara de alzada aún no resolvió la apelación que el fiscal hizo en torno al pedido de cárcel que él mismo rechazó.

Cabe recordar que el pasado día lunes se reunió en Viedma el Consejo de la Magistratura para analizar el expediente administrativo del juez Juan Bernardi. Por unanimidad, se rechazó un nuevo planteo de la defensa del juez y se resolvió no aceptar más requerimientos hasta tanto esté la resolución final. Recién en el mes de junio podría reunirse el Tribunal que se encargará de juzgar el comportamiento de Bernardi. De ser sancionado con la máxima pena, el camarista sería destituido de su función dentro del Poder Judicial de la provincia de Río Negro.

Comentarios