EN UN BAR DE CHOS MALAL

Le rompieron un vaso en la cara y perdió un ojo

La Justicia imputó al agresor y le impuso tres meses de prisión domiciliaria.
miércoles, 31 de julio de 2019 · 10:07

Un hombre que a la salida de un bar le rompió un vaso en la cara a otro y le provocó la pérdida del ojo izquierdo, fue imputado por la fiscalía de Chos Malal y se le impuso prisión domiciliaria por tres meses.

La asistente letrada del Ministerio Público Fiscal Natalia Rivera, acusó a E. J. B por el delito de lesiones graves agravadas por alevosía en calidad de autor, y pidió que quede detenido con prisión preventiva por un plazo de cuatro meses por considerar que existe riesgo de entorpecimiento de la investigación. “Puede influir sobre testigos del caso que lo conocen”, planteó. “Es una medida indispensable”, remarcó.

La teoría del Ministerio Público Fiscal es que el hecho ocurrió el pasado 28 de julio. Fue entre las 5.30 y 6 de la mañana en un bar ubicado en la esquina de General Paz y Urquiza. Allí el acusado y la víctima, un hombre de 32 años, mantuvieron una discusión verbal. Cuando la víctima se estaba retirando, el acusado la alcanzó en la vereda y le dijo que quería hablar, lejos de esa esquina porque había gente en la vereda. Caminaron por calle Urquiza en dirección a Rivadavia y, de manera artera, mientras la víctima estaba de espaldas, lo golpeó con un vaso de vidrio en el rostro. Tras ello escapó.

La víctima debió ser asistida en el hospital de Chos Malal donde una vez que se lo atendió por el profuso sangrado se le diagnosticó la pérdida de visión en el ojo izquierdo; cortes en párpados; y hematomas y escoriaciones en la nariz.

Entre la prueba recolectada por el Ministerio Público Fiscal para sostener la acusación, la asistente letrada mencionó un informe de la Policía provincial y de un médico que atendió a la víctima, además de entrevistas efectuadas a testigos del hecho y el secuestro de diversos objetos.

La juez de Garantías que dirigió la audiencia avaló la formulación. En lugar de la prisión preventiva que solicitó la asistente letrada, dispuso la prisión domiciliaria del acusado por un plazo de tres meses. Además, resolvió que el imputado no podrá recibir visitas por fuera de su grupo familiar más cercano (madre, padre, hermanos/as, hijo); prohibición de utilización de redes sociales; y prohibición de comunicarse con otras personas fuera de su grupo familiar más cercano.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias