INSÓLITO

Robó el cuerpo de su papá del hospital para que no lo cremen

Había ingresado por arritmia, falleció, y los médicos quisieron cumplir los protocolos. Un grupo de 20 personas lo sacó a la fuerza para velarlo.
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 00:30

Un insólito y hasta macabro hecho, ocurrió en el hospital Juan Domingo Perón, de la ciudad salteña de Tartagal. Ramón Juárez ingresó al nosocomio el pasado 8 de octubre con una arritmia cardíaca. Si bien al día siguiente recibió el alta, su familia lo volvió a trasladar el sábado porque su cuadro se complicó.

 

Juárez finalmente falleció ese mismo día por la noche y su hija, que había hecho los trámites correspondientes para que le entregaran el cuerpo, terminó secuestrando el cuerpo para velarlo y darle sepultura. Según relató la mujer, las autoridades del hospital se negaron a entregarle el cuerpo debido a que el certificado de defunción decía que “murió por supuesto COVID” y tenía que someterse a un análisis. 

 

Juan Ramón López, el gerente del hospital dijo: “Regresó con un cuadro de insuficiencia respiratoria, un síntoma clínico vinculado con COVID-19 hasta que se demuestre lo contrario. Y no es un criterio u opinión de esta gerencia sino que es una medida protocolar propia de la pandemia”.

 

 

El hospital Juan Domingo Perón de Tartagal.

 

Ante la negativa (derivada del protocolo nacional) los familiares del Ramón comenzaron a viralizar su situación en las redes sociales y amenazaron con hacer marchas y hasta quemar cubiertas en la puerta del hospital para visibilizar su reclamo. 

 

Me respondieron que si nosotros haciamos eso, ellos nos iban a cremar a mi papá... y él no murió por COVID”, seguía asegurando su hija.

 

Presos de la furia, un grupo de alrededor de 20 personas irrumpió por la fuerza el domingo por la mañana en el hospital, se dirigió a la morgue, cargó el cuerpo en una camilla, lo subió a su camioneta y se lo llevaron a su casa. Por esta razón, el gerente del lugar denunció penalmente a los familiares directos de Ramón Juárez tras lo sucedido.

 

El médico explicó que el paciente "tenía los pulmones totalmente colapsados. Puede haber sido a consecuencia de su problema coronario, pero puede ser que haya sido a consecuencia de COVID-19, por tanto y por protocolo lo que corresponde es tratarlo como sospechoso”. Al mismo tiempo, dijo que los familiares tendrían que haber ido al Registro Civil para obtener la autorización para retirar el cuerpo.

 

“La actitud de esta gente no fue de dolor, fue de violencia, amenazaron al personal, se comportaron de forma patoteril. Se llevaron el cuerpo, y lo bañaron y cambiaron en el domicilio para luego velarlo. Fue vergonzoso e indignante hasta para la propia persona fallecida el trato que le dieron, por eso hicimos la denuncia penal y estoy ampliando la misma porque eso no puede suceder de nuevo” expresó el gerente del hospital.

 

La hija de Ramón sigue denunciando que el hospital los obligó a actuar de esa manera: “Tuvimos que sacarlo como un delincuente a mi papá del hospital porque nos amenazaron que lo iban a cremar. Yo lo tuve que sacar del hospital, subirlo a mi camioneta con la camilla del hospital y traerlo a mi casa para poder velarlo y despedirme. Mi papá no es un perro para que me lo cremen. Mi papá tenía arritmia y lo querían internar en el sector COVID"

 

Así lo contaba la hija de Juárez a los medios:

 

Comentarios