VIOLENCIA DE GÉNERO

Atacó a golpes a su novia y la Justicia le dio "otra chance"

El atacante es abogado, violó la perimetral, preso otra vez volvieron a liberarlo. La víctima fue notificada del pedido de cese de la prisión preventiva, cuando la resolución ya había sido tomada.
viernes, 20 de noviembre de 2020 · 13:14

Un abogado correntino que había molido a golpes a su expareja, tres días después que ella pusiera fin a la relación, volvió a ser excarcelado pese a que cuando obtuvo ese beneficio, violó reiteradamente la perimetral que le impuso la Justicia. La polémica resolución fue tomada por el Tribunal Oral Penal de la ciudad de Goya que benefició a Cristian Andrés Casco de 36 años, quien está procesado por "lesiones graves doblemente calificadas, daño y coacciones", por lo cual podría ser condenado a una pena de hasta quince años de cárcel.

El insólito argumento por el cuál lo liberaron: “Utilizó el puño y golpeó en partes donde no pudo ocasionar la muerte”.

Los jueces Julio Duarte y Joaquín Romero votaron a favor de esta medida, con la disidencia de Jorge Carbone. Además, la víctima fue notificada del pedido de cese de la prisión preventiva de Casco cuando la resolución ya había sido tomada. "Ella me dijo que había sido citada al Tribunal y cuando nos presentamos, nos notifican la libertad de este hombre", sostuvo el abogado querellante Pablo Fleitas. Asimismo, agregó que "vamos a recurrir en Casación porque acá se violó el derecho de la víctima y es un peligro para Gisela que este hombre esté libre".

Cabe destacar, que el hecho ocurrió el 1° de marzo del año pasado. El atacante, que ya tenía antecedentes por violencia de género, le propinó una feroz paliza a quien había sido su pareja, la abogada Gisela Dezorzi de 41 años, quien le había comunicado su decisión de dar por concluida la relación. La mujer sufrió lesiones en la cabeza y terminó con dos costillas fracturadas como consecuencia de la paliza

El victimario deberá usar una pulsera electrónica y realizar tratamiento psicológico. El hombre tendrá prohibido acercarse a menos de 200 metros de la víctima, a quien se le otorgó a su vez un dispositivo de geolocalización para controlar que efectivamente no estén en un radio menor al dispuesto por la Justicia. Además, tendrá que concurrir todos los lunes a la comisaría más cercana a su domicilio, fijado en el paraje “San Antonio”.

 

Comentarios

Otras Noticias