CIPOLLETTI: LO SEGUIAN POR GPS Y SE ESCAPÓ

¿Quién es el asesino que no volvió a la cárcel?

El "Paraguayo" Solís está condenado a 15 años de prisión, tenía salidas transitorias y se cortó la tobillera electrónica.
jueves, 20 de octubre de 2022 · 10:03

Aunque tenía un dispositivo electrónico con el que debían seguir sus movimientos, Victorio Solís no volvió más a la cárcel. El "Paraguayo", como lo conocen en el barrio Brentana de Cipolletti, gozaba de un beneficio de salidas transitorias tras haber cumplido ya las dos terceras partes de su condena de 15 por homicidio.

Las autoridades penitenciarias cipoleñas no brindaron mayores datos desde cuándo no tienen noticias del asesino de Leonardo Crededio, ocurrido en marzo de 2011. Aunque confirmaron que el interno gozaba de salidas transitorias y debía ser controlado por una tobillera electrónica, sin embargo se cortó el dispositivo y no se supo nada más de él.

Ante el alerta que emitió el dispositivo, se envió una patrulla de la Comisaría 24°, pero los uniformados no lo encontraron en la casa de la calle Juan XXIII. A partir de la confirmación de que estaba prófugo, comenzaron a buscarlo, pero ya era tarde.

Solís fue juzgado en 2012 y lo condenaron a 15 años de prisión por homicidio agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con lesiones graves con arma y tenencia de arma de guerra. Aunque presentó un recurso de casación ante el Superior Tribunal de Justicia, la sentencia quedó firme.

El Paraguayo, vendía droga y en esas circunstancias se produjo el crimen de Crededio, o Leo Godoy (por el apellido de su madre). Aunque él siempre sostuvo que intentó defender a su familia de un intento de robo, se comprobó que la víctima y su amigo Maximiliano Terk habían llegado durante la madrugada del 15 de marzo de 2011 a la casa de Solís, en Juan XIII al 700 de Cipolletti, para comprar cocaína.

Durante la "transa", los jóvenes le reclamaron a la esposa y la hija de Solís por el precio y la calidad de la droga, entonces salió el dueño de casa con un revolver calibre 38 y les disparó. Aunque alcanzaron a poner en marcha la moto y escapar, a las pocas cuadras Crededio cayó muerto en el asfalto, en tanto que su amigo pudo subirse a un taxi, llegó al hospital y lo salvaron.

Solís ya acumulaba 10 años detenido y su condena vencía en 2028.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Galería de fotos

Comentarios