CONMOCIÓN EN SAN MARTÍIN DE LOS ANDES

"Mi nena volvió a buscar la carpeta de plástica y el violador la atacó"

Una niña de 13 años fue víctima de un joven que intentó violarla dentro del colegio. La menor fue asistida psicológicamente y debió ser medicada con sedantes. La madre habló por 24/7 Noticias.
lunes, 6 de junio de 2022 · 13:54

El pasado viernes una adolescente de tan solo 13 años de San Martín de Los Andes, vivió una verdadera pesadilla luego de ser interceptada por un joven cuando salía de una clase en la escuela a la que concurre, el CPEM 28. Encapuchado, la golpeó y manoseó en sus partes íntimas. Como pudo, la víctima pateó al agresor en sus genitales y de esa manera logró escapar. Junto a su madre radicaron la denuncia en la comisaría del barrio El Arenal.

 

En las últimas horas, desde la policía comunicaron que el agresor fue acusado por la Justicia y quedó en prisión preventiva para cautelar el proceso. La menor está siendo asistida por una asistente social y tuvo que ser medicada con sedantes. 

 

Es un joven de 19 años el que atacó a la alumna en el momento en salía de la Escuela, intentó robarle el celular y violarla. Preocupados y con bronca, alumnos, padres y vecinos, se organizaron y llevaron a cabo una marcha en la mañana de este lunes en el centro de la ciudad. 

 

 

"Mi hija salía de un contra turno, iba junto a toda la clase, pero se había olvidado la carpeta de plástica, todo su curso salió, y ella volvió al aula. Cuando ella sale, ahí ve a un chico vestido de negro, todo encapuchado que la toma de los brazos, y la llevó a un costado en los pasillos de la Escuela y le comienza a pegar golpes de puños en los ojos, brazos y piernas", comenzó a relatar Gisela Rivas, mamá de la víctima en diálogo con la periodista Bianca Figueroa por el Noticiero 24/7 Noticias.

 

"Nosotros vivimos a dos cuadras del CPEM, ya eran las las 13:05, 13:10 y mi hija no me contestaba, le mandaba audios, y yo lo intuía, algo le había pasado, le escribí, le mandé audios: ``Hija por favor tengo el corazón en la boca``, no tenía respuestas. Me caminé todo el barrio y nada. Ahí me llama su abuela y me dice que llegó llorando, y fui inmediatamente", afirmó con bronca y tristeza Gisela. 

 

La mujer llegó corriendo a ver a su hija, que estaba en estado de shock, allí le relata el horror que vivió: "Siempre le le enseñe a defenderse, a ella y a sus hermanos, le decía que si algún día alguien les quería robar o tocar o lo que fuese que les peguen en las partes más intima para debilitarlos. Y mi pequeña, asustada, adolorida, lo hizo le pegó con fuerza en la zona de los genitales, agarró su celular que lo tenia el agresor y salió corriendo. Fe corriendo a lo de su abuela, que es la casa más cerca". 

 

El agresor, en todo momento fue agresivo y su accionar, según denunció la víctima con ´´condimentos´´ psicópatas: "Cuándo agredía a mi hija, le sacó el celular, escuchaba los audios que le mande y le hacía burla y se le reía en la cara", añadió con impotencia la madre.

 

Inmediatamente, fueron a la Comisaría a radicar la denuncia y luego concurrieron al hospital, ya que la niña se encontraba muy mal: "La atendieron una asistente social y una pediatra. Le tuvieron que administrar calmantes, era un zoombie de lo dopada que estaba. Muy triste todo", dijo quebrada la mujer. 

 

Afortunadamente, gracias a un testigo que lo vio, con la misma vestimenta que la victima detalló en su testimonio, pudieron dar con el agresor sexual. Por último, Gisela remarcó que: "Lamentablemente tuvo que pasar esto para que quede plasmado la inseguridad que hay. Esta todo roto el cerco perimetral del establecimiento. Siempre hay tipos fumando, drogándose, no hay controles policiales ni patrullajes". 

 

La Justicia actuó rápido
Este domingo, pasado el mediodía, el fiscal Fernando Rubio llevó adelante una audiencia de formulación de cargos en la que acusó a este joven por los delitos de abuso sexual simple y de robo, ambos en grado de tentativa y de amenazas agravadas. Asimismo le solicitó al juez de garantías a cargo de la audiencia que el acusado quedase detenido con prisión preventiva por el plazo de tres meses para cautelar el riesgo de entorpecimiento de la investigación.
A su turno, la defensa no se opuso a la calificación provisoria de los hechos; aunque sí a la medida cautelar. Sin embargo, el magistrado Maximiliano Bagnat avaló los cargos y dispuso 60 días de prisión preventiva. Ante la resolución, la defensa del acusado solicitó revisar el fallo del juez, por lo que la oficina judicial deberá fijar una audiencia ante un tribunal de Revisión en el plazo de cinco días.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias