ABUSO POLICIAL

Otra denuncia contra el policía protegido por sus contactos

Es subcomisario y tiene una relación cercana con personajes influyentes dentro del partido de gobierno.
miércoles, 6 de julio de 2022 · 00:00

Las denuncias se suman y el subcomisario Cristina Vera, hijastro de una ex legisladora de Juntos Somos Río Negro, continúa en su cargo sin que nada lo haga tambalear. Y menos aún que la Jefatura de Policía decida separarlo por las acusaciones de violencia y en especial los constantes ataques contra las mujeres.

La semana pasada se conoció que una sargento ayudante se presentó en la Comisaría de la Familia de Roca para denunciar los malos tratos del subcomisario que se desempeña como Jefe de la Unidad 66° de Mainqué y en la que pretendía no estar más bajo las órdenes de Vera. 

Pero esta no es la primera denuncia contra el subcomisario, hijo de Hugo Vera, un ex Comisario que acompañó y luego fue echado por Carlos Soria en su primera gestión en el municipio roquense, y que en la actualidad está en pareja con la ex legisladora de Juntos Somos Río Negro, ultra defensora del pañuelo celeste, Tania Lastra.

Trascendió que en la Justicia roquense hay al menos dos causas más en su contra. Una por una feroz golpiza que recibió un hombre que había sido detenido en la Comisaría 3° y que habría reconocido a Vera como uno de los agresores. Luego de este hecho, la cúpula completa de esta unidad fue trasladada y a Vera la cúpula lo puso como Jefe en Mainqué.

La otra causa, que hasta ahora se mantenía en secreto, tiene que ver con otra mujer subordinada que lo denunció por violencia de género tras una injusta sanción por haber ido al baño mientras debía estar haciendo una recorrida en bicicleta por la localidad. Antes de ordenar su traslado, que se concretó en tiempo récord por su muy buena relación con la Jefatura policial de la provincia encabezada por Osvaldo Tellería, Vera tuvo una reacción violenta hacia las dos mujeres bicipolicías.

El subcomisario se enteró que una de las dos policías que debían estar de recorrida, había pedido permiso en un comercio para ingresar al baño. No escuchó explicaciones ni contempló una enfermedad renal que padece la uniformada, les gritó de muy mala manera y las sancionó con cinco días de arresto para una y siete para la otra. Además, movió sus contactos en la fuerza para que las trasladen a Roca, una a la Comisaría 21° y la otra a la 3°. 

Ante esta situación arbitraria, sin poder hacer los descargos correspondientes, una de las policías se presentó en la Justicia para denunciar el accionar violento de Vera. La Justicia dio traslado a la Policía de cada una de las causas que tiene el hijastro de Lastra, pero la desdibujada cúpula policial lo mantiene aún en el cargo.

 

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios