AEROPUERTO DE CARGAS

Realizaron simulacro para exportar cerezas desde el aeropuerto Neuquén

El objetivo fue poner a punto el procedimiento necesario para iniciar una experiencia piloto de comercialización directa desde la capital neuquina hacia Hong Kong. El 7 de diciembre será el primer vuelo.
viernes, 29 de noviembre de 2013 · 15:55
El miércoles pasado por la noche, se realizó un simulacro de operatividad en el aeropuerto internacional Presidente Juan Domingo Perón de Neuquén para la exportación de cerezas desde la región directamente a Hong Kong.
La actividad, que contó con la intervención de diversos organismos provinciales y nacionales, fue la antesala de la puesta en marcha de una experiencia piloto de comercialización.
El objetivo del proyecto, que se impulsa desde hace unos meses por iniciativa del sector productor y exportador de cerezas con el acompañamiento de distintos organismos, es llevar adelante una experiencia piloto exportando la producción desde el aeropuerto de la ciudad de Neuquén con destino directo internacional, en el marco de un objetivo más amplio de constituir un "nodo logístico” para la Patagonia que permita comercializar también a futuro otros productos.
En este marco, se trabajó en el análisis de la factibilidad operativa y económica, en un contexto de oferta productiva exportable, y con una fuerte adhesión de los distintos organismos intervinientes. Además de acompañar y realizar gestiones, la provincia, a través del Centro PyME-Adeneu, financió las obras en el hangar que se utilizará, realizando el cerramiento y reparaciones menores, así como la dotación de los servicios de iluminación, agua, y baños que se requieren.
El subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, comentó que "se está haciendo este simulacro que pareciera ser una cosa menor, pero que demandó un gran despliegue y el esfuerzo de organismos nacionales y provinciales, cada uno poniendo su granito de arena e intentando que esto funcione.
Participaron más de 30 personas, se recibió mucho equipamiento desde Buenos Aires y hay que destacar la predisposición de muchos, empezando por el jefe del Aeropuerto, por la ANAC, por organismos sanitarios como el Senasa, y con los productores muy involucrados en el tema”.
Agregó que "estamos muy contentos, se va acercando la fecha de los primeros vuelos y estamos con los preparativos para que todo funcione correctamente, ya que el tema logístico es central para que todo salga bien. Está planificado que para la primera semana de diciembre se realice una carga ´histórica´ en el aeropuerto de Neuquén para que funcione como aeropuerto de cargas y poder sacar desde acá los productos frescos, recién cosechados desde las chacras”.
Respecto a los volúmenes de comercialización, Van Houtte explicó que "las empresas que van a exportar están negociando con los contactos comerciales y con los proveedores del servicio aéreo los precios y los volúmenes. Probablemente se empiece con aviones de 50 toneladas y se intentará en esta temporada dos o tres viajes para poder ajustar el sistema y que todo funcione correctamente”.
Agregó que "aspiramos a que salgan unas 150 o 200 toneladas este año y aunque no sea tan importante el volumen, lo significativo es que una tarde se coseche la fruta en Neuquén y que a la mañana siguiente esté en Hong Kong, ofreciendo productos más competitivos a un mercado muy interesante para la cereza patagónica”.
Tras haber concluido las obras de readecuación de un hangar cedido por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que se realizaron con fondos provinciales, el paso siguiente era realizar el simulacro, de cara a la concreción de los primeros vuelos.
A través de esta actividad, que se cumplió por la noche -momento en el cual se realizarán los vuelos-, se pretendió poner a punto aspectos vinculados a los requerimientos lumínicos, las maniobras de los semirremolques, el funcionamiento del equipamiento que trajo a Neuquén la empresa Intercargo (tractores, dollys para pallets aéreos, pallets aéreos, escalera para aviones, autoelevador mediano) y calcular los tiempos que demanda el operativo, entre otros.

Coordinación
El jefe del aeropuerto de Neuquén, Federico Franke, comentó que "este trabajo comenzó hace un tiempo con el interés desde el Centro PyME-Adeneu, y para nosotros es una satisfacción muy grande. Podríamos ser el tercer aeropuerto del país, aparte de Ezeiza y Tucumán, seríamos punta de lanza. Siempre digo que el aeropuerto de Neuquén estratégicamente es fundamental porque es la puerta de entrada a la Patagonia”.
Franke explicó que "nos pareció muy importante realizar el simulacro, este aeropuerto cuenta con más de 150 operaciones diarias, 20 vuelos comerciales y entre 68 mil a 70 mil pasajeros por mes, por eso es necesario operar coordinadamente en el caso de los vuelos de carga. Acá la palabra que más utilizamos es coordinación: coordinación con la Provincia, con la Nación, con el Senasa, es fundamental”.
Agregó que "la idea es que los vuelos sean nocturnos, la factibilidad horaria nos permitiría hacerlos en ese horario. Se utilizarán aviones de gran porte, en principio Boeing 767, ya se están haciendo las evaluaciones pertinentes para operar con total seguridad”.
Del simulacro participaron, entre otros, representantes de los distintos organismos vinculados en el proyecto, como la ANAC, el ministerio de Desarrollo Territorial, a través del Centro PyME-Adeneu y la subsecretaría de Producción, la secretaría de Servicios Públicos, la empresa Intercargo, Policía de Seguridad Aeronáutica, el Senasa, las empresas exportadores, y LAN Carga.

Competitividad
Si bien la iniciativa de comercializar desde la región tuvo como origen una necesidad del sector productor y exportador de cerezas de Alto Valle, se destacó que los vuelos serían de gran importancia para otros sectores de la economía regional, con el objetivo de desarrollar un nodo logístico exportador e importador de la Patagonia.
La producción de cerezas en la región incrementa anualmente su superficie cultivada, con su consecuente volumen exportable, hoy estimado en unas 3.000 toneladas y con una proyección de 5.000 a 7.000 a cinco años.
Actualmente la mayor parte de esta fruta se embarca por vía marítima y por vía aérea, a través del aeropuerto de Ezeiza. La posibilidad de operar con vuelos internacionales directamente desde Neuquén a distintos puntos del exterior permitiría adelantar la presencia de las cerezas "locales” en importantes mercados como fruta primicia, adquiriendo mejores precios y adelantándose al ingreso de la cereza chilena.

Comentarios