NEUQUEN

El robo que no fue: una mentira mediática

La insólita versión terminó siendo una maniobra de descrédito hacia esta multimedia.
lunes, 14 de diciembre de 2015 · 20:46

 

 

Los "delincuentes a bordo de una grúa” que el sábado pasado "robaron la pantalla LED” a media mañana y a la vista de todos "con total impunidad” (así lo informó el diario La Mañana Neuquén en su edición del domingo) pasaron a ser humildes empleados que actuaron en "el marco de la buena fe y la legalidad”, para ejecutar el retiro de la pantalla ordenado por el consorcio propietario del edificio, que había denunciado el uso "clandestino” de ese espacio.

Así terminó la noticia fraguada más insólita de los últimos tiempos. Una publicación que no solo no fue veraz, sino que no cumplió con los mínimos requisitos que exige cualquier noticia antes de ser publicada. Que no dudó en tildar de delincuentes a personas trabajadoras inocentes. Y que sembró dudas y sospechas más allá de la publicación, incluyendo la mención a allanamientos en locales, y presuntas responsabilidades en el delito inventado, de quien es el propietario de este grupo multimedia, que incluye a la radio AM 550, el canal de noticias 24/7 y este diario digital, entre otros medios de comunicación, Claude Staicos.

La realidad es que no hubo robo, ni ninguna acción en contra de la ley. Por el contrario, la situación que originó el retiro de la pantalla LED de su ubicación en el edificio ubicado en Avenida Argentina y Roca, fue la que estaba por fuera de la ley. Por el uso clandestino del espacio aéreo de ese edificio, ya que la estructura se instaló sin autorización, y nunca se pagó un peso por ese uso.

En definitiva, lo que se hizo el sábado fue retirar esa pantalla, guardarla en un depósito, y liberar el espacio para cumplir con un contrato firmado con Metro Comercial SRL, de la que es socio Claude Staicos. Ese contrato fue firmado con el consorcio el 5 de septiembre de este año. Mucho antes, en febrero, se le habían pedido explicaciones a los dueños de la pantalla que fue retirada, sin que ellos (Carlos Emma y Guillermo Díaz) respondieran.

El consorcio del edificio en cuestión emitió un comunicado de prensa este mismo lunes, en donde esta situación se aclara punto por punto. Se expresa allí que "se procedió a retirar el citado cartel (la pantalla) quedando en depósito hasta tanto su dueño lo retire, previo acreditar efectivamente su titularidad, el pago del uso indebido del espacio aéreo y gastos por el retiro del mismo, sin perjuicio de las acciones legales en trámite y las nuevas que correspondan”.

Este diario digital hace esta primera y tal vez última alusión al tema, con el solo propósito de informar, como se debe, a la comunidad. Es decir, acudiendo a la verdad de los hechos.

Sin mentir, sin distorsionar.

Ojalá nuestros competidores hubieran hecho lo mismo.

Comentarios

Otras Noticias