PROHIBICIÓN DE CARRERAS

Para los "galgueros" sus perros son atletas

"Un festival comienza a la mañana y termina a la tarde, allí se da trabajo a más de 20 personas. Los rematadores que van son personas que trabajan en las carreras de caballos", señalaron.
viernes, 31 de julio de 2015 · 12:05

 

 Neuquén.- "Quienes nos juzgan de malos cuidados se equivocan, esto animales están mejor cuidados que ningún otro animal, ellos tienen su habitación, su cama, su buena comida, lo que les damos es para que estén en estado como cualquier fisicoculturista”, con estas palabras se defendieron los organizadores de "destrezas” y cuidadores de galgos en los estudios de Canal de Noticias 24/7, una vez conocida la aprobación de la ordenanza que prohíbe las carreras de estos animales en el ejido de la ciudad de Neuquén, y el avance del tratamiento el mismo sentido a nivel nacional.
"El galgo para nosotros es un atleta y requiere de una buena alimentación y de complejos vitamínicos para los músculos, cuando están en competencia les damos carne picada. Los verdaderos galgueros cuidamos a nuestros animales”, dijo Javier Basoalto, cuidador de galgos desde hace más de una década oriundo de la ciudad de Cutral Có. 
Las "destrezas de galgos” –así le llaman ellos evitando utilizar la palabra carrera-, se organizan los por estos días en otras localidades de la provincia y del país donde aún no rige la prohibición. Se llevan adelante una o dos veces al mes y se desarrollan por lo general como "festivales” los días domingos. Allí se establecen categorías de acuerdo a la velocidad de cada animal y donde cada dueño de perro se inscribe. Intervienen también los apostadores que en los "remates” hacen sus apuestas. 
Según los testimonios, un animal puede participar entre 4 y 5 años en competencias y "cuando dejan de correr, viven en nuestras casas y mueren con nosotros”.


Entrenamiento de atletas
Con respecto a la preparación física de los animales, Marco Ferrada, organizador de destrezas dijo que se hace "lo mismo que un atleta, tienen una dieta de comida, se los hace trotar y después se los hace descansar con una caminata de relax, de unos 1500 a 2000 metros. En las competencias corren distancias de 150 a 200 metros y alcanzan un promedio de 60 a 70 km/h. Allí participan alrededor de 8 animales por categoría. Cada organizador pone un porcentaje de lo que se juega en los remates o en las casillas de boletos y una inscripción que paga cada propietario. Mientras más competidores hay, mejores serán los premios que pueden rondar entre los 1500 y los 2000 pesos”, detalló.
"Ante la prohibición nosotros lo vemos como que hay algo contra el galguero. No sé a qué le llaman maltrato ellos. Lo que pasa con los galgos es lo mismo que lo que ocurre con las carreras de caballos o las jineteadas o los caballos de polo. Acá solo apuntan al galguero, si vamos al maltrato, veamos un enfoque más grande”, protestaron. 
Terminar las carreras de galgos por un maltrato animal para nosotros no es correcto. Estos animales duermen adentro de una casa con calefacción, con cuidado. Si hablamos de maltrato, los animales de la calle son los que lo sufren. Después de su vida útil como corredores, los dejamos como reproductores y mueren al lado nuestro. Nosotros quisiéramos ver cuál es el daño que hacemos”, agregaron. Y fueron contundentes al señalar que "Hay gente que no sabe ni cómo los cuidamos nosotros a nuestros perros”.
"Un festival comienza a la mañana y termina a la tarde, allí se da trabajo a más de 20 personas. Los rematadores que van son personas que trabajan en las carreras de caballos. Aclaramos que nadie puede vivir de los perros. Somos trabajadores normales y hacemos esto por pura pasión”, dijeron. 
Con respecto a los estimulantes, se refirieron a que "no hay nada que estimule a los galgos, nosotros los estimulamos con un bidón, con un peluche, con algo que parezca un conejo”. 
Y aclararon "Nosotros no vamos en contra de los protectores de animales. A los senadores, diputados, concejales, les decimos que antes de prohibir las carreras que nos den la posibilidad de hacer un encuentro con los requisitos que sean necesarios. Le agradecemos a la concejal Ferracioli por la preocupación que tiene por los galgos y le decimos que si es necesario, que legalice las carreras. Quienes nos atacan, no tienen ni idea como se cuida un perro.  Que nos digan por qué nosotros no podemos hacer carreras de galgos y ellos si pueden hacer carreras de caballos”.
"Les agradecemos al medio por darnos la palabra ya que a nosotros ustedes son los primeros que nos han invitado”, remarcaron Oscar y Santiago Bastías, Marco Ferrada, Javier Basoalto. 



Más de

Comentarios