CIPOLLETTI

Murió el ex legislador y dirigente sindical Rubén López

Estaba internado en una clínica de Cipolletti con una insuficiencia respiratoria por Covid 19.
martes, 22 de septiembre de 2020 · 18:18

El ex legislador provincial y ex secretario general del sindicato de la Fruta de Río Negro, Rubén López, murió en las últimas horas en un instituto sanitario de Cipolletti, donde estaba internado por Covid 19, agravado por una insuficiencia respiratoria.

La versión circuló a partir de las cuatro de la tarde y fue su hijo, Diego López, quien, en su red social, la confirmó.

También en el seno del sindicato de la Fruta de Cipolletti había circulado la versión con fuerza.

López había sido internado días atrás por un cuadro de neumonía que, de acuerdo con la información que trascendió, se complicó debido a que se había contagiado de Covid 19.

Rubén López fue histórico dirigente del gremio de la Fruta de Río Negro, quien llegó casi por asalto una tarde en la que fue obligado a renunciar Julio Aliaga. Y después de varios periodos al frente, tuvo que presentar su dimisión con acusaciones de delitos graves como abuso sexual y malvesación de fondos del gremio y de la mutual que presidia.

El sindicato de la fruta lo catapultó a la política grande. Apoyó a Carlos Soria en la histórica elección que dio por fin a 27 años de radicalismo en Río Negro. Allí le torció el brazo al dirigente camionero y capo de la CGT rionegrina Rubén Belich. Posicionado como hombre fuerte de los sindicatos, ya sin Soria en el poder, fue ladero de Alberto Weretilneck en su construcción de poder provincial y la fundación de Juntos Somos Río Negro. 

Pero en abril de 2017 tuvo que renunciar a su banca. La repercusión pública de la causa de abuso sexual, una noche de asado en su predio de la Ruta 22 La Ponderosa, festejando con la peña de Boca y junto con el ex jugador xeneize Luis Abramovich, fue la clave para que le soltaran la mano. Luego se le sumó una segunda denuncia, de su empleada doméstica y novia de uno de sus hijos, por la que fue condenado a 2 años y medio de prisión en suspenso.

Y ya sin apoyo político el mundo se le vino abajo, las investigaciones por malversación de fondos y lavado de dinero comenzaron a tomar impulso y ese fue su final como dirigente.

Sin poder, López pasaba sus días relacionado con algunos emprendimientos particulares, ninguno a nombre de él y siempre con la intención de recuperar poder en el gremio de los embaladores de peras y manzanas. Hace unos días le diagnosticaron Covid positivo y unas horas después fue internado con un cuadro grave del que no pudo recuperarse.

Comentarios