Nido Antihéroe

Tumbas de la Gloria

Paradoja la vida de Jean Michel,de su interior atormentado y oscuro, nacieron las piezas de mobiliario que decoraron el interior del Hotel más importante de la historia patagónica. Paradoja el final de su obra y de su vida:ambos fueron borrados de este mundo por la tragedia.
jueves, 10 de enero de 2019 · 08:04

Por Mime Mascaró

Ilustración: Por Damián De Amicis 

 

El encargo más ambicioso de la Argentina de 1940 fue el hecho por el hotel Llao Llao al decorador de interiores francés Jean Michel Frank: debía traducir en madera el espíritu del campo y de la montaña patagónicos.

El gran Hotel de Montagne se volvería después de la obra de Jean Michel el primer hotel-obra de arte de nuestro Sur; pieza fundamental sobre la que se construiría el modernismo clásico rústico, el estilo patagónico que nos distingue en el mundo.

¿Pero quién era en realidad este apesadumbrado decorador que llega a Argentina en 1939, huyendo de los nazis, de la guerra y de la soledad? ¿Cómo y porqué este hombrecito de pana gris terminaría decorando los interiores de la alta aristocracia argentina?

Jardín de senderos que se bifurcan

Jean Michel Frank fue un hombre atravesado por la belleza y el horror en igual medida. Primo de Ana Frank, dos hermanos muertos en la guerra, un padre suicida, y una madre que lo deja huérfano en su adolescencia.

La paz llega para el francés cuando en 1928 conoce en París a la chilena Eugenia Errázuriz, conocida como la Dama de Chile. Gracias a ella el creador se conecta con los millonarios argentinos radicados en Francia . Así de azaroso, así de destinado fue su encuentro con el argentino Ignacio Pirovano , el hombre que al menos por un par de años mantendría alejado a Frank de la muerte, la soledad y de la tristeza.

 

Modelo para armar

Ignacio Pirovano era el dueño de Casa Comte, la firma de mobiliario de la alcurnia porteña.Una vez presentados, Frank y Pirovano comienzan una exitosa relación comercial.Inicialmente Pirovano importaba los muebles de Frank al país y los vendía en su empresa. Dada la demanda por sus piezas, las comenzaría a reproducir en sus propios talleres con los planos originales comprados a Jean Michel.

En 1936 Casa Comte gana el concurso para la completa decoración de interiores del Hotel Llao Llao en el parque Nacional Nahuel Huapi y Pirovano contrata a Frank para realizar los exclusivos diseños.

Fenomenales sillones de cuero de axis , mesas de mármol de los alpes italianos, arañas de cuernos de axis y pantallas de cortezas de alerces, pino hemlock para las puertas; una discreta ostentación de elementos que le permitieron al decorador “reinterpretar con la pureza de la línea moderna las cualidades de los cómodos muebles de campo que requerían ser realizados con maderas y cueros nacionales “ tal como lo reseñaba la crítica especializada de por aquel entonces.

Los muebles llegaban desde Francia directo a Casa Comte. En sus talleres Pirovano seleccionaba las pieles y los cueros con los que completaban cada pieza para después sellarlos con la leyenda “Hecho en Francia, Chnanux & Co” y con número de modelo de Jean Michel.

Interior actual del Hotel Llao-Llao. Foto: Tripadvisor.

Fuegos arteficiales

En 1938 se inaugura el magnífico Hotel Llao Llao, diseñado por Alejandro Bustillo. Exterior e interior de majestuosa pero cálida obra de arte arquitectónica maridaban a la perfección. El Llao Llao brillaba por dentro y por fuera.

Tan solo un año después, toda su creación ardería bajo las llamas.

El 26 de octubre de 1939 el fuego arrasó por completo al Llao Llao.

Los ebanistas de Casa Comte comenzaron inmediatamente después la reconstrucción del mobiliario. Con la excusa de participar del reamoblamiento, Pirovano consigue traer de Europa a Frank, quien hacía varios intentos frustrados buscaba desesperadamente huir de Francia para escapar de la guerra

Frank llegó a la Argentina y aquí pasaría los 2 últimos años de su vida.

Rustica elegancia, fueron las consignas. Foto : Hotel Llao Llao

Eterno resplandor

Ilustración por Damián D´Amicis

A comienzos del año 1941, en el momento más exitoso de su carrera, Jean Michel decide viajar a New York . Era solo un viaje de un par de meses .

Lo que nadie sabía era que ése sería su último viaje.

Sumergido en la tristeza causada por un exilio no deseado y por el el amor no correspondido de un joven norteamericano… Jean Michel se suicida arrojándose desde la ventana de su hotel , el 3 de agosto de 1941.

Como a todo artista, su obra lo sobrevive.  En la actualidad aún pueden disfrutarse algunas de sus más hermosas piezas en los salones del gran Hotel Llao Llao.

Paradoja la vida de Jean...un hotel lo vio morir...un hotel lo ve renacer a diario.

 

85%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
14%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias