NIDO VERDE

El ojo salvaje de Eduardo del Álamo

Este fotógrafo madrileño (España) hace 20 años que, con su cámara, explora los rincones más extremos de nuestro planeta. Este año, una de sus fotografías tomada en Antártida fue seleccionada por Wildlife 2019 como una de las 100 mejores fotos del año. Aquí una charla con el hombre que tiene una mirada salvaje de la vida animal en su estado más natural. 
viernes, 27 de septiembre de 2019 · 15:23

Por María Marta Martínez 

Eduardo del Álamo tiene 45 años hace 20 que lleva a cabo safaris fotográficos por África, Antártida y el Polo Norte a través de su propia agencia de viajes. Estudió Marketing turístico, fotografía y fue instructor de esquí. Reside en Madrid, su ciudad natal, pero ha vivido en Ciudad del Cabo (costa oeste de Sudáfrica) y pasa largas temporadas fuera de casa recorriendo Zimbabwe, Zambia, Botswana, Mozambique y los polos fríos del planeta. “A pesar de haber pasado tanto tiempo en esos lugares, cada vez que voy, todo sigue siendo especial”, asegura. 

Foto: foto seleccionada por Wildlife Photographer of the Year, tomada en Antàrtida, con una cámara Canon EOS 7D Mark II + 100–400mm f4.5–5.6 lens at 110mm; 1/2500 sec at f10; ISO 1000.

Hace unos días, una de sus fotos tomada en 2018 en Antártida, fue seleccionada por Wildlife 2019 entre 60 mil imágenes de fotógrafos de todo el mundo, como una de las 100 mejores fotos del año. Se trata del concurso de naturaleza más importante del mundo.

¿Cómo tomaste la foto de la foca en Antártida que fue seleccionada para el concurso Wildlife Photographer of the Year 2019?

La hice en Cuverville Island, Antártida. Cuando llegamos ya habíamos visto a la foca cazado a un pingüino y me llamó poderosamente la atención. Entonces, el resto de la expedición fue a caminar, y yo me quedé en la playa viendo la foca. Me pasé toda la tarde mirándola, pasaba delante de mí una y otra vez. El resto de la expedición se empezó a marchar yo me quede para irme en el último barco. El pingüino estaba encima de un pequeño pedazo de hielo. Gracias a toda la experiencia que tengo en comportamiento de animales, rápidamente pensé en la foca que estaba dando vueltas por ahí y en ese pingüino que estaba muy vulnerable. Le pedí al patrón del barco si me podía acercar hacia el pingüino. Puso la proa hacia él y la foca nos pasó por la popa. En ese segundo giré la cabeza, apunté y me preparé. Y en unos segundos más la foca voló por encima del agua en dirección hacia el pingüino. No creo que pueda volver a tomar muchas más fotos así porque que se junten todos esos componentes es algo que no sucede todos los días. Luego, fue muy interesante porque estuvimos uno 20 minutos más ahí, con el motor parado, y la foca salía con el pingüino, lo lanzaba, juegan con la presa como los leopardos en África. Y bueno, al final pues después se lo comió. Tengo un recuerdo muy bonito del antes y del después de la foto porque disfrute mucho aquel momento y porque aunque mi foto no ha sido finalista, de todos modos para mí es un honor haber sido seleccionado y estar en Wildlife, que les haya gustado mi foto y que la hayan puesto a nivel internacional en el ojo de muchas personas.

Foto: Según NatGeo, las focas leopardo son depredadores formidables. Las hembras pueden medir 3.5 metros de largo y pesan más de 500 kilos y sus cuerpos están construidos para la velocidad, con amplias y fuertes mandíbulas que pueden cazar cualquier cosa, desde peces hasta cachorros de otras especies de focas.  

“Cuando llegas por primera vez a África, todo es inmenso, mágico y especial”, asegurás. ¿Qué pasa cuando llegás por primera vez a Antártida? ¿Cómo es ese contraste?

Yo estoy acostumbrado a ir a zonas de mucho frío y nieve porque fui profesor de esquí muchos años. Pero cuando pisé Antártida por primera vez fue la sensación de inmensidad. Cuando estás ahí eres pequeño y ves esas cantidades de hielo espectaculares e inmensas y oyes los ruidos de los glaciares. Ahí te das cuenta de que estás en un sitio absolutamente único y maravilloso y de lo pequeñitos que somos.

Visitar lugares inhóspitos o absolutamente salvajes como África o Antártida es algo común en tu vida, pero no deja de ser algo movilizador. ¿Qué pensamientos se despiertan en vos cuando estás en un lugar tan extremo como el continente blanco?

Para mi Antártida es como debería ser el mundo si los humanos respetáramos a otros seres vivos y a la naturaleza. Es absolutamente maravilloso. Es la naturaleza sin la interferencia de los humanos. Allí todo funciona bien, hay equilibrio. Que un pingüino se acerque a ti, es el comportamiento natural de un animal que no debería tenernos miedo. Pero cualquier animal en el planeta tierra nos tienen terror, los elefantes, los leones, los lobos porque los matan. Esto no pasa en la Antártida y deseo que sea siempre así.

Foto: "Maravilloso lugar es Antártida, donde los animales se quedan mirándote como si nunca les hubiésemos hecho daño". 

En estos años, ¿recordás cuál fue la toma más difícil de hacer?

En África paso mucho rato esperando en muchos sitios, pero para mí no es difícil ni incómodo porque disfruto estando rodeado de animales como las hienas. La paso pipa escuchando cebras, babuinos o leones cuando cae la noche. Nos han cargado elefantes, he hablado con los osos, con voz tranquila. Ellos son capaces de detectar esa energía. No recuerdo ningún momento como algo complicado. Soy como un niño que va a jugar, es divertidísimo.

Foto: “La mejor población de elefantes del mundo está en Botswana. Animales que han aprendido a diferenciar dónde los humanos los aman. Son tremendamente inteligentes. Siempre tenerlos cerca es algo excepcional”.

¿Cuál fue el animal más majestuoso que pudiste conocer y fotografiar?

Es una pregunta complicada para mí porque realmente me gustan todos los animales, todos tienen cosas increíbles. He convivido con un tejón de Zimbabwe durante años. Es un animal que se enfrenta hasta a los leones. Los elefantes son majestuosos, todo lo que puedas aprender de uno de ellos es increíble. Las ballenas, cada vez que las veo me quedo con la boca abierta. Los leones, cómo se relacionan entre ellos, cómo se tocan, hay muestras de cariño, cómo cuidan  a sus crías. Hasta las gallinas me parecen especiales.

Foto: "Uno de los animales más majestuosos que existen, por ahora. La estupidez humana los está llevando a la extinción (…) por hacer creer a los más ignorantes, que su cuerno tiene poderes curativos. El cuerno de rinoceronte contiene principalmente queratina, lo mismo que nuestras uñas".

¿Que ves en la mirada de un león?

Uf, cuando tienes a un león cerca. Bueno, vamos, a veces lo que siento es miedo (risas). Pero siempre es algo especial. La mirada del león es muy poderosa. Por ejemplo, en el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, que en las reservas privadas hay muy poquito turismo y público, se pueden ver muy bien la manadas de leones. En lugares así, cuando estás muy cerca de un león, se te corta la respiración, se para el tiempo.

Foto: Los leones son los únicos que felinos que viven en grupos durante gran parte de su vida (...) Cuando se ven se saludan chocando las cabezas, dándose lametones y sentándose juntos. 

Cada vez que compartís una de tus fotografías en tus redes, siempre dejás un mensaje que promueve el respeto por la naturaleza. ¿Qué creés que debemos aprender de ella?

Uf, deberíamos aprenderlo todo. Llevo muchos años visitando zonas muy remotas y hace mucho tiempo que me replanteo la relación que tenemos los humanos con el resto del planeta y que nos está llevando a una situación absolutamente insostenible. Por ejemplo, he visto plásticos en playas de Mozambique donde en kilómetros no hay pueblos. Ese plástico viene de Asia. O recoger plástico en el Polo Norte, cuando allí no ha vivido nadie jamás, porque viene de los ríos de Rusia. El ser humano consume más recursos de los que necesita, los animales no. Son cosas que realmente me hacen pensar que estamos llevando el planeta al desastre.

Foto: "Las grullas coronadas son el pájaro oficial de Uganda. Cuando están en época de apareamiento, se pasan el día haciendo diferentes juegos y bailes para seducir a la hembra”.

¿Hay retorno?

Hay que cambiar. En la mayoría de los lugares del mundo que yo he conocido cuando han dejado de matar animales y se han pasado al turismo sostenible, respetuoso con la naturaleza, han ingresado más dinero que cuando estaban esperando que viniera un plolo industrial al pequeño pueblo perdido y remoto. La gente quiere naturaleza. 

Según tu experiencia, ¿cuál es el lugar más increíble de nuestro planeta?

Hay tres lugares increíbles: cualquier parque nacional de África donde la fauna está como imagino que estaba cuando todo empezó a funcionar en la tierra; la Antártida, sin dudas; y lo que acabo de conocer, el Great Bear Rainforest en British Columbia, Canadá. Hay ballenas, orcas, osos, cientos de miles de pájaros. Es especialmente increíble.  

Foto: "Uno de los lugares del mundo más increíbles en los que he estado, Great Bear Rainforest en British Columbia, Canada. Es hogar de una innumerable cantidad de animales y un importantísimo pulmón para el planeta”.

¿Qué cosas pasan en un safari fotográfico con vos?

Yo creo que es una experiencia absolutamente pasional y personal porque siempre voy con grupos muy reducidos y a respetar 100 por 100 a los animales. No sólo es ir a hacer una foto, también se aprende de ese animal, de su comportamiento, de cómo se gestiona un parque nacional. Se le da prioridad siempre al animal y no a la fotografía. El animal está siempre por encima de nuestros intereses.

Foto: “Mostrar las maravillas que todavía nos quedan en la naturaleza, es una obligación moral para poder protegerlo y que lo disfruten las generaciones futuras”.

¿Por qué fotografiar animales y no personas?

Me siento más cerca de los animales que de las personas. Y porque creo que mostrar lo maravillosos que son los animales  puede ayudar a que más gente se sensibilice y que mejoren las cosas un poco. 

Eduardo asegura que mostrar lo maravillosos que son los animales, de este y del otro lado del mundo, es una obligación moral, la cual cumple con creces. Pasear por sus imágenes es una experiencia visual alucinante que nos permite conocer la vida salvaje en estado 100% natural. 

--  

Seguí a los animales en las redes de Eduardo del Álamo: Facebook / Instagram 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias