PERSECUCIÓN Y ESCRACHE PARA SALVARLE LA VIDA

Jorgelina, el ángel guardián de una perrita herida en un choque

Es la historia de una perrita de 7 meses que fue atropellada y abandonada, en el oeste neuquino. La intervención de una vecina, la pudo salvar.
jueves, 29 de agosto de 2019 · 20:28

Tiene 7 meses, es mestiza y se ganó el corazón de todos. El de su dueña, de sólo 17 años, ya lo había conquistado. Pero ahora también alcanzó el de todos los vecinos de la calle Gregorio Alvarez, en el oeste neuquino. Y sobre todo, el de Jorgelina Flores, su ángel guardián.

Todo comenzó el lunes pasado, cuando Jorgelina vio como la perrita era atropellada por la conductora de un vehículo color gris. Al ver que se detenía más adelante porque se puso roja la luz del semáforo, no dudó un segundo en alcanzarla y pedirle a los gritos que regresara porque había atropellado al animal. Al principio, la mujer negaba todo y según relató Jorgelina en Noticiero Central, Segunda Edición, “me tomaba el pelo, haciéndome gestos que no me escuchaba por la música”. Esa actitud la indignó. Pese a los gritos e insultos, la mujer literalmente hizo oídos sordos y siguió su marcha.

Jorgelina, indignada regresó al lugar donde yacía la perrita, dolorida y ya rodeada de vecinos y de su propia dueña, una adolescente de 17 años. La chica contó que no tenía dinero para llevarla a la veterinaria y que no creía que pudiera convencer a su papá, al que poco le gustan los perros. Asi que con lo poco que cada uno llevaba a cuestas, juntaron unos pesos, subieron a la perrita a un carro y la llevaron a una veterinaria del barrio.

“Me enojé tanto que publiqué el video de lo que pasó en las redes sociales y ahí se comunicó la mujer que la atropelló, para pedirme que lo retire. Le dije que estaba molesta por lo que había hecho, que era inhumano y me contestó que sólo se trataba de un perro”, relató Jorgelina. “Le dije, que un perro es una vida. Que debía pedir disculpas y hacerse cargo de lo que había hecho y de lo que demandara la atención en la veterinaria”, comentó.

Luego de comprobar que efectivamente se había comunicado con la dueña de la perrita, Jorgelina decidió retirar el video, por lo menos hasta tanto se comprueben sus dichos: “dijo que trabaja todo el día y que podría el sábado llevarla a la veterinaria, vamos a ver que pasa”.

La operación e internación se estima en unos 7 mil pesos. Según le comentaron a Jorgelina, la perrita -de la que no sabe su nombre pero es un detalle al lado del inmenso gesto de salvarla- tendría fracturada una pierna y también la cadera.

Jorgelina, vive en Parque Industrial, en el otro extremo del lugar donde ocurrió el incidente. Pero como ya se sabe, los ángeles guardianes no tienen domicilio fijo.

Mirá la nota completa: 

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias