PESAR E INDIGNACIÓN

Repudio mundial por el sacrificio de “Freya”, la morsa noruega

Biólogos de ese país consideran vergonzosa e innecesaria la decisión de la Dirección Noruega de la Pesca.
viernes, 19 de agosto de 2022 · 00:00

A mediados del mes de julio de éste año, una morsa de unos 600 kgs. aproximadamente, llegó hasta la costa de Oslo donde convivió en paz y armonía con los barcos, navegantes y marineros.

Las morsas pertenecen a una especie protegida, se alimentan principalmente de invertebrados: moluscos, gambas, cangrejos,  peces pequeños y viven en zonas ubicadas en el Ártico.

Su presencia comenzó a atraer a turistas y visitantes. En el verano, “Freya” se convirtió en una celebridad nacional. Se la podía ver tomando sol en botes privados, saludando y acercándose a la gente. Llamaba la atención que a diferencias de otros ejemplares, no les temía a los humanos y posaba para fotos, videos, tik tok y otras publicaciones de las redes sociales. Incluso se le diseñó un mapa en Google, para registrar los avistamientos que los visitantes habían hecho de la morsa.

Fue bautizada “Freya” en honor a una diosa del amor y la belleza de la mitología nórdica

Lamentablemente, hubo quienes, aprovechando la confianza del animal con el humano, comenzaron a lanzarle comida y otros elementos, se arrojaban al agua con sus hijos para sacarse fotos, desoyendo las advertencias de las autoridades de mantener una distancia razonable. Si bien las morsas no son una amenaza para los humanos, podrían atacar si se sienten en peligro.

Fue para evitar accidentes, o que la morsa siguiera padeciendo la hostilidad de algunos animales humanos, que el gobierno noruego decidió sacrificarla.

La explicación de la Dirección noruega de la pesca fue que la salud del animal se había deteriorado mucho y según algunos expertos, padecía estrés. “Estudiamos en detalle todas las soluciones posibles y concluimos que no podíamos garantizar por ningún medio, el bienestar del animal”, dijeron.

Runne Aae, profesora de biología en la Universidad del Sureste de  Noruega, mostró sus reservas por esta decisión y la consideró por lo menos precipitada. “Eventualmente “Freya”, hubiera vuelto por sus propios medios a los fiordos de Oslo ¡Qué vergüenza!  Es muy triste que hayan decidido sacrificar a un hermoso animal, solo porque no nos hemos portado bien con él”, agregó la mujer.

Una portavoz de la Asociación por la protección de los Animales NOHA, también consideró que la decisión fue apresurada y agregó que se podrían haber cobrado multas para persuadir a la gente.

También el Partido Ecologista Noruego intentó evitar que la mataran y criticó la decisión de terminar con su vida.

El sacrificio de “Freya” fue criticado y condenado por Asociaciones Protectoras de Animales de todo el mundo.

Desde Colas y Bigotes nos sumamos a las voces de repudio por tan extrema decisión, a la vez que los invitamos a comprometerse seriamente en la defensa de todos los animales no humanos del planeta.

Hasta la próxima.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios