EDITORIAL

Tribulaciones esenciales

La vocación de Jorge Sapag de conducir la transición hasta el último minuto y mantener su poder de fuego para la selección del candidato que lo sucederá es otra de las constantes vitales del Movimiento Popular Neuquino. Además de la decisión de Ana Pechen de intentar una habilitación, o quizás simplemente de posicionarse en la grilla para el reparto de poder que se viene. Esto es hoy, aquí y ahora. Esos son los datos que el oficialismo maneja, esa es la realidad por la que miles de neuquinos siguen apostando dentro del MPN para conducir la provincia. Y enfrente está la realidad alterna o la realidad de las regiones y los municipios donde el MPN ha perdido energía y capacidad de reproducción de poder. Allí las referencias son los intendentes que con su gestión abonan su carrera política.
sábado, 20 de septiembre de 2014 · 21:25


Una semana cargada de rumores y tensiones con las candidaturas del MPN. El regreso efectivo y concreto de Jorge Sobisch a la vida política a través de la militancia blanca y no blanca que organizó un encuentro de 500 personas que se han comprometido a efectuar el lanzamiento de su candidatura el 4 de octubre en un acto masivo.
La despedida del ministro Guillermo Coco a sus ilusiones de poder ser candidato y la osada postura de Omar Gutiérrez caminando la provincia con la decisión de ser el hombre los azules para encabezar la fórmula.
La  decisión de Guillermo Pereyra de relanzar su candidatura anunciando un Estado Mayor entre los dirigentes de su confianza para que le manejen la campaña y vayan conformando equipos técnicos, es otro de los datos que la semana política arroja al canasto del análisis político.
La vocación de Jorge Sapag de conducir la transición hasta el último minuto y mantener su poder de fuego para la selección del candidato que lo sucederá es otra de las constantes vitales del Movimiento Popular Neuquino. Además de la decisión de Ana Pechen de intentar una habilitación, o quizás simplemente de posicionarse en la grilla para el reparto de poder que se viene. 
Esto es hoy, aquí y ahora. Esos son los datos que el oficialismo maneja, esa es la realidad por la que miles de neuquinos siguen apostando dentro del MPN para conducir la provincia. 
Y enfrente está la realidad alterna o la realidad de las regiones y los municipios donde el MPN ha perdido energía y capacidad de reproducción de poder. Allí las referencias son los intendentes que con su gestión abonan su carrera política.
Y por supuesto el gran bastión es la ciudad de Neuquén donde Horacio Pechi Quiroga alimenta su sueño de llegar a la gobernación de la provincia. Junto a Ramón Rioseco son los dos intendentes que tienen construido un perfil provincial y además tienen referencia nacional con presidenciables con chances. Tampoco descartan que puedan intentar una formula juntos. Hay vasos comunicantes, hay interés y una tarea intensa de referentes por hacerlo realidad. 
Esos son los actores centrales y existe por supuesto una miríada de actores secundarios expectantes para ver como se acoplan en los proyectos con mayores posibilidades. Hasta aquí la gente, ahora veremos cómo está la patria chica después del acuerdo con el gobierno nacional.
La nueva ley
Entre otros aspectos, el proyecto establece nuevos plazos para las concesiones, al ampliar y diferenciarlos. La nueva norma habilitaría 35 años para los yacimientos no-convencionales y 30 años para los desarrollos off-shore en la plataforma marítima argentina. Además, acorta los plazos de los permisos con la finalidad de incentivar las inversiones en la etapa de exploración.
Para las nuevas licitaciones, en tanto, el proyecto determina que "se suprimen las reservas de áreas", mientras que las empresas provinciales "podrán participar en la etapa de desarrollo de los proyectos de acuerdo a su inversión". La iniciativa, por otra parte, "no afecta los derechos adquiridos de los actores concesionarios y/o los contratos vigentes en cada una las provincias como así también en las empresas públicas provinciales".
También se fija un plazo de seis meses una vez sancionada la nueva ley para elaborar un "pliego modelo" a ser aplicado en futuras licitaciones en todas las jurisdicciones.
Sobre la extensión de las concesiones, las provincias podrán otorgar prórrogas de diez años a quienes cumplan con las inversiones comprometidas. El proyecto dispone que "en cada extensión otorgada las provincias podrán incrementar en un 3% las regalías con un tope del 18%".
La voz disidente de la dirigencia neuquina estuvo a cargo de Horacio Quiroga quien manifestó que el acuerdo logrado vulnera facultades provinciales y que el proyecto enviado al Congreso de la Nación es "un adefesio con el que el gobierno nacional pretende dar fuerza de ley a lo que fue el decreto 1277 sancionado en 2012 a través del cual se creó la Comisión de Soberanía Hidrocarburífera que avanzó sobre las facultades provinciales”. Es hasta ahora la única palabra que se escucha por afuera de las voces que apoyan el acuerdo y el proyecto enviado al parlamento.
Tampoco habló hasta ahora Guillermo Pereyra, llamativamente el senador no ha dicho ni una sola palabra respecto de lo que se ha firmado. Obviamente que  los representantes neuquinos del peronismo se manifestaron a favor de un proyecto que observa los intereses del Poder Ejecutivo Nacional.
Quedan apenas 43 semanas hasta que se elija el nuevo gobernador de Neuquén, en todo este tiempo las discusiones serán sobre lo que hay que hacer para adelante y "la herencia a recibir”, eufemismo con que se critica solapada o abiertamente a la gestión que se va.
Y quien se va es un gobernador que ha hecho mucho por concretar la explotación de no convencionales y a criterio de este cronista no se va a ir sin antes sellar un acuerdo por Chihuido, el sueño "in pectore” del primer mandatario.
Pero ya se sabe a la hora de irse pesan las despedidas. "no importa cuanto tiempo haya pasado, siempre es demasiado pronto cuando llega el final", sostuvo un cronista desconocido al referirse al final de los mandatos.
M.E.G.   


Comentarios