EDITORIAL

En transito

Así funciona el imaginario de quienes siguen la política local, un día Sapag es Dios y al otro el Diablo, con la misma velocidad endiosa o demoniza. Lo cierto es que muchos ubican a Jorge Sapag en el ministerio de Energía en el caso de que Scioli gane las elecciones.
sábado, 18 de julio de 2015 · 18:22
Una semana que marca la reaparición del gobernador Jorge Sapag tras unas semanas de muy bajo perfil y donde las novedades acerca de la administración no eran las más alentadoras para lo que resta del año ni para el que viene. La sensación de que la energía del gobierno había alcanzado para  dejar la gobernación en manos de un heredero y hasta ahí nomás  fue el pensamiento dominante en las semanas posteriores al 26 de abril; reforzándose luego con las dificultades financieras para cumplir con el aguinaldo. Los rumores arreciaron y la tendencia a buscar culpables para cada situación encontraba su cierre "perfecto” con la ausencia de Jorge Sapag de la escena pública cotidiana. Finalmente el gobernador de la provincia eligió reaparecer a través de un video subido a las redes sociales donde anuncia una cantidad importante de inversiones en el área energética; este hecho sumado a la visita de Daniel Scioli con su compañero de fórmula Carlos Zanini a la provincia en las últimas horas han consolidado la idea que ronda el imaginario neuquino de que Jorge Sapag tiene cerrado algún tipo de acuerdo con el gobernador bonaerense en caso de que este sea el próximo presidente.
Así funciona el imaginario de quienes siguen la política local, un día Sapag es Dios y al otro el Diablo, con la misma velocidad endiosa o demoniza. Lo cierto es que muchos ubican a Jorge Sapag en el ministerio de Energía en el caso de que Scioli gane las elecciones. Los anuncios respecto a las futuras inversiones tienen su contracara con lo que está sucediendo en Chihuido con los inversores rusos. Pero veamos cual es el detrás de escena de ambas inversiones que son sin dudas lo más importante que tiene la provincia para su futuro inmediato. 
En el caso de la represa Chihuido el gobierno neuquino ve con preocupación cómo su futuro se juega en una mesa donde no hay una silla para la provincia. En efecto el gobierno Ruso ha decidido posponer liberación de su primer anticipo para el inicio de obra tras conocer la importante demora por parte del consorcio que efectuará la obra como por ejemplo la especificación de algunos puntos centrales del proyectos como la Tasa Interna de Retorno (TIR), la inflación proyectada y un estudio de impacto ambiental y social.
La respuesta oficial a la información exigida por el banco ruso dejó al descubierto serios incumplimientos, por lo que Planificación y el consorcio que obtuvo la licitación tendrán tiempo hasta finales de este mes para ponerse en regla. El Gobierno apuntaba a que el banco ruso girara la primera partida del financiamiento para Chihuido I en septiembre, pero debido a esta demora será muy difícil que se logre ese objetivo. Además de Helport, el consorcio al que se le adjudicó la obra lo integran las empresas nacionales Panedile, Eleprint e Hidroeléctrica Ameghino, y la española Isolux Ingeniería. Afuera, por ahora, quedaron las rusas Power Machine e Inter Rao.
La licitación de Chihuido I se cayó dos veces en los últimos cinco años. La última, por supuesta falta de financiamiento, fue el año pasado, cuando el Gobierno canceló una preadjudicación a favor de otra UTE. 
Para la provincia es muy importante que se avance en la construcción de Chihuido y para el gobierno nacional también pues son los últimos meses de gestión de Julio de Vido al frente del ministerio de Planificación Federal.
La noticia que eligió Sapag para su reentré mediático fue el anuncio de  cuatro nuevos desarrollos no convencionales en Lindero Atravesado, Bandurria Sur, Bandurria Centro y Bandurria Norte. En una primera etapa de tres años se invertirán 1.384 millones de dólares. Que abrirán la puerta a una inversión de 38 mil millones de dólares en los próximos 20 años. Según Sapag "Con estos nuevos acuerdos estamos asegurando importantes inversiones para los próximos años en la provincia del Neuquén, y lo que es más importante, la generación de empleo genuino e ingresos fiscales sostenidos que nos permitirán apuntalar nuestro modelo de desarrollo y crecimiento”, este importante anuncio además de la espectacularidad que implica per se tiene un efecto adicional que consiste en cortar con el pesimismo imperante respecto a Vaca Muerta y su consecuente derrame infeccioso en otros ámbitos de la economía neuquina. Es importante en su valor absoluto y también en su valor relativo. La reaparición de Sapag marca también cómo funciona la matriz informativa del gobierno, su ausencia genera incertidumbre cuando no angustia. Es hora de que ir superando esos miedos porque son pocos los meses que le quedan de mandato al actual gobierno.
Este sábado por la tarde la visita de Scioli-Zanini a la capital neuquina fue un acontecimiento importante para el Frente para la Victoria y especialmente para el peronismo, quien más debió beneficiarse de la visita, Gastón Ungar el candidato a intendente estuvo bastante lejos de la foto principal. Sin embargo Oscar Parrilli, Alberto Ciampini y Ramón Rioseco estuvieron en la cabecera arropando a la formula del Frente.
Este domingo con el resultado de las elecciones en la Ciudad Autonoma de Buenos Aires se dará un nuevo retoque a lo que es el escenario electoral nacional y todas las miradas estarán concentradas ahí.

 

M.E.G.



Comentarios