LA POLITICA EN NEUQUEN

Educación: una burbuja convulsionada

En el país se debate como recuperar contenidos y calidad educativa luego de 10 meses de inacción. En Neuquén los sindicatos ensayan burbuja en defensa de los intereses de su sector.
domingo, 6 de diciembre de 2020 · 13:47

Tres dirigentes de ATEN provincia en ayuno, desde hace varios días en la sala de recepción de Casa de Gobierno, la ministra de la cartera educativa, Cristina Storioni, anunciando desde el estudio de una radio la fecha de inicio del próximo ciclo lectivo, previsto para la primera semana de marzo, son las dos caras de una misma moneda.

La esfera que debería proteger a la Educación Pública es la triste imagen del desarraigo y falta de compromiso por los temas principales que hacen al bien de miles de niños y jóvenes escolarizados.  

Lo habíamos anticipado cuando promediaba agosto y se está cumpliendo al pie de la letra.

No hay caso, llegaremos a marzo con dirigentes sindicales y funcionarios provinciales plantados en pie de guerra. La Pandemia no está funcionando como motivo para la búsqueda de autocriticas verdaderas, al contrario por lo visto y oído nos lleva al peor de los escenarios.

Las estadísticas indican que, sin tomar en cuenta a las personas con subsidios, los pobres en nuestro país llegarían al 46%. Si incluyéramos a los subsidiados en la franja de pobres, que es lo que son, el índice estaría arañando el 60%.

También los estudios que abordan la problemática educativa de nuestro país dicen que la deserción escolar  afecta a un millón de niños y jóvenes. Con el corte de los exámenes de fin de ciclo y el inicio del periodo escolar del año próximo se estima que  la cifra de abandonos podría superar al millón y medio de “argentinitos”.

Enfermos, pobres y burros

Los especialistas que analizaron el impacto de la Pandemia en la educación pública de nuestro país son muy claros en el diagnóstico. La pérdida de la presencialidad afecta mucho más a los sectores más bajos de nuestra sociedad. La franja de escolarizados más vulnerables perdería el 95% de los contenidos que debió aprender durante el presente ciclo lectivo, mientras que los niños y jóvenes de los sectores de clase media hacia arriba verían afectado su aprendizaje en un 64%.

Desde los equipos de trabajo que asesoran al gobierno nacional, se insiste en la necesidad de arrancar el ciclo lectivo 2021 con paso firme. Se entiende que es la única forma de intentar recuperar el año perdido y llegar a buen puerto con los contenidos que se deben dictar durante dicho ejercicio.

En el diagnostico también se muestra que de todas las provincias hay diez que figuran entre las que no pudieron activar el regreso a las aulas, entre ellas está Neuquén.

En el cuadro de las estadísticas desde la semana anterior figura como la única con conflicto con el gremio docente y con ayuno en la mismísima Casa de Gobierno.

De lo antes dicho podemos concluir en que la foto de hoy nos muestra muy lejos de lo que se pretende: regreso a las aulas y dictado de clases con normalidad.

Dependerá de los actores responsables de la educación pública: gobierno y gremio. Una historia conocida entre los neuquinos en la que prevalece más el interés sectorial por sobre el común de los alumnos y alumnas.

Recetas de enfrentamientos, de tires y aflojes desvalorizadas frente a prioridades mucho más urgentes que esperan otro tipo de tratamiento y soluciones.

¿Menos es mejor?

Otro dato a tener en cuenta es el de la medición de los resultados obtenidos con el trabajo presencial en el ámbito público y privado.

Las estructuras también van hacia un proceso de revisión y revalorización. La ausencia durante mucho tiempo de trabajadores en sus puestos laborales obligó a que los esquemas de funcionamiento fueran readecuados con exito. Sucedió en el ámbito público y también en el privado.

Se estima que en promedio las estructuras de funcionamiento fueron soportadas por el 30 % del personal, sin sobresaltos. Gobiernos provinciales, administraciones legislativas y empresas de servicios dan crédito de la situación y se encuentran ante la disyuntiva de qué hacer durante los próximos meses cuando la normalidad gane las oficinas y despachos.

“La inversión en recurso humano es la misma, no cambia en nada. Lo que logramos es mayor eficiencia en los equipos de trabajo y como consecuencia de ello un ahorro importante en logística interna”, comentó a este cronista un ejecutivo de un grupo empresario regional.

De la misma manera se está actuando en el ámbito público.  Austeridad, eficiencia y calidad es la síntesis de los logros alcanzados a partir de las urgencias que demando la Pandemia.

Al igual que en el ámbito de la Educación, en otros sectores también se pone el ojo sobre una mejor eficientización del recurso humano. Habrá que ver si hay consenso o si se transforma en otra guerra de egos e intereses sectoriales.  

Reuniones con ruido

La semana anterior, los empresarios neuquinos del sector hidrocarburifero se reunieron con directivos de YPF. Hay preocupación sobre el futuro del sector PyME local.

Edgardo Phielipp, Vicepresidente de FECENE, fue el que llevó la voz cantante del sector. Hay pequeños emprendimientos ligados al sector servicios a punto de desaparecer.

Prolifera la llegada de empresas y trabajadores golondrinas de otras provincias y a todo esto existen versiones de empresas con fuerte endeudamiento en el ámbito local que continúan beneficiándose con contratos de prestación de servicios pero sin cancelar sus deudas con las PyMEs locales.

El tema fue expuesto y se estima que va a dar para otras reuniones. Mientras tanto, el resto de la comunidad empresaria neuquina está agazapada y espera.

Diciembre es el mes del corte de ejercicio en todos los ámbitos.

Neuquén está vista como la provincia que iniciará un lento, pero sostenido, despegue económico.

Por eso hay ruido en todos lados y nadie se quiere quedar afuera. Muchos acentúan la pertenencia al terruño para ir por la parte que entienden les pertenece, mientras otros aprovechando cercanías políticas tratan de acelerar el desembarco de nuevos jugadores.

Un debate que se abre e instala de cara al próximo año electoral. La neuquinidad y defensa de los recursos frente a la voracidad de nuevos jugadores con patrocinio.

Un round más en la persistencia de mantener a raya la voracidad de los gobiernos nacionales de turno. Los movimientos de algunos actores parecen indicar que el momento de la discusión está muy próximo.

La Post Pandemia también cede su lugar en el ámbito de la geopolítica, los grandes grupos económicos y las estrategias de susbsistencia de cada uno de los gobiernos provinciales y sus aliados.

Galería de fotos

Comentarios