EL TÁBANO

Una cepillada al Sanfi

Vale la pena aclarar que "el gatito" Nimo -de él estamos hablando- debió sortear varias trabas para llegar a poder competir y ademas de las propias de la organización se sumaron las suyas; fue casi casi un milagro el poder competir pero lo hizo y además de la mano de gente muy generosa que se jugó todo para que él estuviera ahí peleando por su inclusión y en eso el chico no se anda con frases rimbombantes, lo ha demostrado en cada uno de las pruebas y desafíos que asumió: INCLUSIÓN es INCLUSIÓN, así con mayúsculas.
martes, 25 de febrero de 2014 · 11:11

Si hay alguien a quien la vida lo ha llenado de dificultades y desafíos es a él. Nadie puede decir que no se ocupa de enfrentarlas y mucho menos de meterle entusiasmo. Por eso este finde que pasó me comunique con un pariente mio. Un tábano de la costa, de esos que te dejan la espalda llena de ronchas a pleno rayo de sol. Digamos que es la parte más jodida de la familia y por lo tanto suele andar siempre donde están la complicaciones. Sucedió que se corrió la prueba de enduro más importante sobre arena. Le Touquet se denomina la competencia y se corrió en Villa Gesell.

Vale la pena aclarar que "el gatito" Nimo -de él estamos hablando- debió sortear varias trabas para llegar a poder competir y ademas de las propias de la organización se sumaron las suyas; fue casi casi un milagro el poder competir pero lo hizo y además de la mano de gente muy generosa que se jugó todo para que él estuviera ahí peleando por su inclusión y en eso el chico no se anda con frases rimbombantes, lo ha demostrado en cada uno de las pruebas y desafíos que asumió: INCLUSIÓN es INCLUSIÓN, así con mayúsculas.

Por eso luego de todas las peripecias vividas y tras haber competido no se ahorro criticas para Sergio Sanfillipo, a quien acusó de no permitirle correr en el circuito de la barda en ocasión del Supercross. Molesto el joven deportista no ahorró calificativos para  el dirigente del motociclismo neuquino.

Mi pariente (muy sagaz en titulares) mando twitter diciendo "Sanfillipo arañado por un gato" y ahí logró llamar la atención de todos, pero lo real y verdadero es que el gatito Nimo aprovecho el momento y lo escrachó al Sanfi.

 

Comentarios

Otras Noticias