EL TÁBANO

La cueva de Alí Baba y sus amigos

Los problemas empezaron a materializarse y a hacerse visibles hace ya tiempo; sin embargo como muchas de las cooperativas parecían responder a la lógica política del gobierno, se había vuelto muy laxo el control. Fundamentalmente porque el poder de policía lo ejerce el INAES. Pero, avanzado el endeudamiento y los serios riesgos que representa algunos manejos económicos para la supervivencia misma de esas instituciones desde el gobierno de la provincia se decidió actuar ejerciendo el poder del Estado desde los órganos que tienen incidencia. Días atrás un ministro comentaba horrorizado los negocios anexos que existen, los contratos, las publicidades y otras desprolijidades que están saliendo a la luz.
miércoles, 12 de marzo de 2014 · 11:35

Hace rato que vengo sobrevolando por alguno locales y bares escuchando a los políticos opinar acerca de lo que sucede en algunas cooperativas de la provincia y la verdad es que en algunos casos dan vergüenza. Y esto no tiene nada que ver con la crisis económica, ni con la política nacional, ni mucho menos con los asociados que son los verdaderos dueños de estas instituciones.

La situación en algunos casos es tan escandalosa que llamó la atención de las autoridades, al punto que se definió actuar desde el gobierno para poner límites en el latrocinio que se comete en algunas entidades. La idea de cooperativismo, la idea de economía social solidaria o el asociacionismo a quedado muy atrás y en nombre de cierta militancia política hay grupos que viven muy bien a costa del resto de los asociados.

Los problemas empezaron a materializarse y a hacerse visibles hace ya tiempo; sin embargo como muchas de las cooperativas parecían responder a la lógica política del  gobierno, se había vuelto muy laxo el control. Fundamentalmente porque el poder de policía lo ejerce el INAES. Pero, avanzado el endeudamiento y los serios riesgos que representa algunos manejos económicos para la supervivencia misma de esas instituciones desde el gobierno de la provincia se decidió actuar ejerciendo el poder del Estado desde los órganos que tienen incidencia.

Días atrás un ministro comentaba horrorizado los negocios anexos que existen, los contratos, las publicidades y otras desprolijidades que están saliendo a la luz. 

-Se están convirtiendo en  cuevas de Ali Baba, sostuvo preocupado un experimentado dirigente gremial al mismo tiempo que se mostraba satisfecho por la intervención que estaba tomando el Gobierno.

-Nadie quiere que esto se convierta en una cuestión policial pero la dinámica de los conflictos en las cooperativas va a terminan muy mal si no se procede rápidamente y se corta con estos abusos. Dijo muy preocupado el asesor del ministro mientras deglutía un alfajor de maizena con dulce de leche y coco rallado. Hablando de la ralladura de coco, ya volveremos sobre el tema.

Comentarios

Otras Noticias