El Tábano

La desconfianza política y la justicia

La inauguración del Howard Johnson fue un punto de encuentro de la comunidad política. Los pormenores dejaron buena data.
miércoles, 7 de octubre de 2015 · 17:58
Nuestro amigo y militante tábano neuquino no se pierde una sola oportunidad para andar por los copetines y los mentideros políticos. En ocasión de la apertura del Howard Johnson neuquino se lo pudo ver a nuestro hombre curioseando por ahí, reparando en la conversación entre Alberto Albamanonte, ex diputado nacional de la UCD de María Julia  y Adelina que tanto protagonismo tuviera en la década de los noventa. Actualmente es el presidente de la cadena de HJ en Argentina y  que en esa condición andaba ayer por la ciudad y ex concejal Marcelo Bermúdez; nuestro tábano miraba con ansiedad para ver qué grado de confianza había entre ellos. Fue muy insistente pero no pudo lograr nada, los hombres se saludaron muy escuetamente. 
Distinto fue el caso del gobernador Sapag con Enrique "Quique” Meyer y Oscar Smoljan que anduvieron hablando de política y de lealtades; los tres son militantes de aquellas épocas donde la política era mucho más vocacional y artesanal. 
También andaba por el Howard la gente del municipio, flamantes ganadores de la elección, David Schleret, José Luis Artaza acompañados por Marcelo Bermúdez charlaron y representaron al municipio en la tertulia.
Los ausentes y más perjudicados en las charlas fueron Ramón Rioseco y Oscar Parrilli. Al primero por el encono que mantiene con el gobierno de la provincia y su persistencia en las criticas y hasta agresivas adjetivaciones que lanza contra el MPN. Al parecer ni la decisión de Quiroga de anunciar su apoyo a la gobernación de 2019 logra bajar los decibeles del hombre de Cutral Có que además acaba de retener el gobierno de su ciudad con su hermano de candidato y él como concejal. 
Tampoco se dejó de mencionar esta situación de multiplicidad de cargos y proyectos, justamente el mismo lunes su hermano José anunció que Ramón va a ser el jefe de gabinete de su gobierno, mientras es además de concejal electo, candidato al Parlasur. En fin lo que dice una red de contención importante se ha forjado el hombre.
En tanto que nuestro tábano manducaba y deglutía unos espumantes recorriendo la nueva y mullida alfombra del recien inaugurado establecimiento escuchó decir: "eso no se hace, hay una gran deslealtad con el MPN”. Inmediatamente nuestro tábano informante de la confluencia paró la oreja:
-Cuando necesito nuestro apoyo para llegar a la AFI nos tuvo a su lado y después nos sale con semejante martes siete?! Es imperdonable lo que ha hecho- dijo un crispado hombre de saco y pañuelo al cuello.
-Siempre fue igual el petiso, indico un militante que pasaba por allí, pregúntenle a los peronistas que lo han padecido todos estos años. Y la charla concluyó ahí cuando empezaron a levantar las copas y la tarde se transformaba en noche.
Parece que la designación de Soledad Gennari fue el punto culminante de la relación de Oscar Parrilli con el gobierno neuquino.

Comentarios

Otras Noticias