EL TÁBANO

El archivo maldito

Los tiempos políticos no le dan respiro a nuestro tábano estrella que como bien se sabe vive en Neuquén y cada dos por tres se marcha en la búsqueda de aventuras por la cordillera, la costa o la metrópoli más importante de este país. En este caso tras una breve estadía en Capital Federal se vino detrás de Oscar Parrilli siguiendo las novedades del Frente para la Victoria. Y el esfuerzo tuvo su premio cuando pudo presenciar el acto de la unidad del FpV en vivo y en directo desde el Tower Hotel. La presencia de Javier Bertoldi junto a Ramón Rioseco y a los hermanos Parrilli era una foto que jamás espero encontrarse nuestro afamado tábano.
lunes, 9 de marzo de 2015 · 18:41
Los tiempos políticos no le dan respiro a nuestro tábano estrella que como bien se sabe vive en Neuquén y cada dos por tres se marcha en la búsqueda de aventuras por la cordillera, la costa o la metrópoli  más importante de este país. En este caso tras una breve estadía en Capital Federal se vino detrás de Oscar Parrilli siguiendo las novedades del Frente para la Victoria. Y el esfuerzo tuvo su premio cuando pudo presenciar el acto de la unidad del FpV en vivo y en directo desde el Tower Hotel. La presencia de Javier Bertoldi junto a Ramón Rioseco y a los hermanos Parrilli era una foto que jamás espero encontrarse nuestro afamado tábano.  Sin embargo las cosas se dieron como las quería nuestro Secretario de Inteligencia y tutti contenti.  El que no puede con su entusiasmo es el candidato de la colectora Nuevo Encuentro-Frente Grande, Raúl Podesta.
- Pero nunca la felicidad es completa, afirmó nuestro tábano apelando a su memoria y recordó la mañana en que enfáticamente Podesta sostenía en un programa radial un severo juicio sobre  Rioseco: 
-No señor! Usted se equivoca señor periodista Rioseco es más conservador que Quiroga, téngalo por seguro. ¿de dónde saca usted que Quiroga es más conservador que Rioseco? Se equivoca!!- Dijo con voz alta y segura en una de las mañanas de Am550. 
La cara de nuestro tábano escuchando a Raúl Podesta por estas horas opinando todo lo contrario no dejó margen ni para la ironía. Un viejo y reconocido dicho sostiene que no hay quien resista un archivo. Que alguien se lo haga saber a Podesta así al menos achica la brecha entre lo que opinaba antes y lo que opina ahora.


Comentarios

Otras Noticias