El Tábano

El cotilleo y la chusma

Nada de lo que se habló pudo comprobar nuestro tábano fiestero (por las fiestas de diciembre) que anduvo por varias despedidas. Lo llamativo es la desmentida que publicó el diario de General Roca, siempre se desmiente sobre noticias publicadas no sobre rumores que nunca vieron la luz. ¿Cosas del nuevo periodismo serán?
martes, 12 de enero de 2016 · 18:05
El receso de las fiestas, tras la asunción del gobierno fue casi como una parada reglamentaria; la intensidad del año electoral, las novedades, el stress de la derrota y la angustia de haber sido y el dolor de ya no ser de algunos funcionarios hicieron que nuestro Tábano anduviera de mesa en mesa sacando provecho de las quejas.

 

Sin dudas que el número uno de los chismes fue el que obligó al ex gobernador Jorge Sapag a desmentir que esté ocupando la segunda vivienda de la residencia oficial en la Casa de la Costa. Según lo que logró oír nuestro tábano capitalino es que el ex mandatario le habría cambiado la cerradura de la casa al nuevo vicegobernador, Rolando Figueroa y depositado algunas pertenencias en la puerta de la misma.

 

La especie recorrió  -con toda intencionalidad- bares y cafés de la ciudad durante la segunda parte de diciembre; algo que se suma a la versión de que también habría ordenado el vice que le construyeran un jacuzzi en su despacho. El serrucho funcionó a pleno desde que asumieron las nuevas autoridades. Nada de lo que se habló pudo comprobar nuestro tábano fiestero (por las fiestas de diciembre) que anduvo por varias despedidas. Lo llamativo es la desmentida que publicó el diario de General Roca, siempre se desmiente sobre noticias publicadas no sobre rumores que nunca vieron la luz. ¿Cosas del nuevo periodismo serán?

Pero nuestro tábano no terminó su recorrida por el "playón de la política” sin antes hablar de la interna peronista desatada tras la designación de Javier Bertoldi como uno de los vicepresidentes de la Legislatura. Lo que ocurre es que el juego que marca el ex jefe de la AFI y ex Secretario General de la Presidencia no deja conforme a todos los peronistas neuquinos y una vez fuera del poder ha perdido su capacidad de "convencimiento”.
Los díscolos son varios y muchos hasta ahora estaban solapados en la espera de la rebelión. El reinicio de la actividad política promete ser muy rico en matices. Por ahora lo que sí se sabe es que son unos treinta los contratos que quedaron financiando a la militancia en la AFI.

 

-¿Espías? Naaaa que vaaa…fulminó el comentario nuestro tábano capitalino y se puso a buscar presupuesto en la cordillera para saber que pasó con la visita de Macri durante las fiestas.



Comentarios

Otras Noticias