EL ARTE DE LUTO

Murió Marcos Mundstock, el padre de Mastropiero

El fundador de Les Luthiers tenía 77 años y una capacidad única e irrepetible para hacer humor.
miércoles, 22 de abril de 2020 · 12:47

Marcos nació en Santa Fe, en el año 1942. Era hijo de una familia de inmigrantes judíos. Su padre era relojero, y llegó a enseñarle algunas cosas sobre el oficio, pero su propia voz lo llevó a elegir otro camino. Estudió locución, trabajó un tiempo como redactor publicitario, y se embarcó junto a Gerardo Masana, Daniel Rabinovich y Jorge Maronna en una aventura que ya lleva más de 50 años: el conjunto de instrumentos informales Les Luthiers, o Lelutié, como lo pronunciaba él en cada una de sus prodigiosas introducciones. A ese grupo se sumarían Carlos Nuñez Cortés y Carlos Lopez Puccio para componer el sexteto que inició la leyenda, y que con la temprana muerte de Masana terminó en quinteto, más allá de la incorporación de Ernesto Acher (amigo de Marcos) por varios años. 

Mundstock es el creador de la musa inspiradora de Les Luthiers: Johann Sebastian Mastropiero, un compositor que no vivió en una época determinada, sino en todas, que tuvo un hermano mellizo llamado Harold, y una infinidad de hijos no reconocidos, y que cuyas obras más famosas fueron, en gran parte, producto de su prodigiosa inspiración (o del plagio más burdo a Günther Frager). Cada vez que Marcos, solo frente al público, con su micrófono por delante y llevando su carpetita roja en las manos, mencionaba a Mastropiero, el público se ponía eufórico, y él siempre agradecía "en nombre del compositor"

Marcos era tal vez, el menos músico de Les Luthiers, más allá de sus inolvidables intervenciones con el Gom Horn da Testa. Sin embargo era uno de los principales escritores de las letras y los guiones que generaban las carcajadas más fuertes en cada teatro que visitaban. Junto a Rabinovich dieron vida a dos personajes que irrumpían en las obras del grupo, ya sea como políticos (en Himnovaciones), como psicólogo y paciente (en Lutherapia), o como conductores de radio (en Radio Tertulia): Murena y Ramirez.

Con la muerte de Daniel en 2015 esa dupla se rompió, y Les Luthiers se fue apagando, más allá de la intención de algunos de sus miembros de continuar con reemplazantes. Hoy, con la muerte de Mundstock, a sus 77 años, el conjunto de instrumentos informales, el ambiente artístico de habla hispana en su totalidad, y la "poencia elocuética... perdón, elocuencia poética", están de luto. 

Este es el comunicado de Les Luthiers:

"Después de más de un año de lidiar con un problema de salud que se tornó irreversible, Marcos, nuestro compañero y amigo, finalmente partió. De ahora en más, cada uno de nosotros deberá empezar a transitar el doloroso camino de aprender a convivir con su ausencia. Pero no hoy. Pensar hoy en partidas o ausencias nos resulta demasiado triste. Hoy preferimos evocar todo lo que Marcos nos brindó y conservaremos con nosotros para siempre. Nos quedará el recuerdo de su voz, única e inconfundible. Y de su presencia sobre el escenario, con su carpeta roja y frente al micrófono, que cautivaba al público antes de decir una sola palabra. Nos quedará su profesionalismo. Su autoexigencia, su ética de trabajo y su respeto extremo por el público, valores que todos compartimos y que él defendió desde el momento de la creación misma de Les Luthiers. Nos quedará el recuerdo de su compañerismo, tanto en lo profesional y en lo personal. La inteligencia de sus comentarios y su respeto por las opiniones ajenas, aún en la disidencia. Nos quedarán grabados los aprendizajes compartidos que hicimos a lo largo de tantos años. Los lugares del mundo que descubrimos juntos. La sorpresa que compartíamos cada vez que Les Luthiers dada un nuevo salto y llegaba más y más lejos. Nos quedará el recuerdo de sus chistes cotidianos, rápidos y asombrosamente ingeniosos, listos para brindarnos una chispa de alegría en todo momento, en las buenas y en las malas. Nos quedarán tantas cosas de Marcos, que aun en medio de la tristeza y el dolor que estamos viviendo, no podemos dejar de agradecer a la vida, y de sentirnos privilegiados de haber recorrido con él todo este tramo del camino."

 

En fin, "qué podemos agregar sobre la biografía del famoso, del célebre Marcos Mundstock, que no se haya dicho ya? O que sí se haya dicho."

 

Comentarios