TENÍA 79 AÑOS

Murió el genial violinista Fernando Suárez Paz

Violinista de cámara y de tango. Astor Piazzolla lo tuvo en sus agrupaciones. Pero integró otras grandes orquestas.
sábado, 12 de septiembre de 2020 · 21:19

Fernando Suárez Paz fue, junto con Antonio Agri, el violinista estrella de Astor Piazzolla. Y su luz se apagó definitivamente este sábado en el sanatorio Trinidad de Pilar, donde llevaba varios meses internado. Tenía 79 años.

La familia del genial violinista informó de la muerte del artista que había nacido el 1 de enero de 1941.

Suárez Paz supo congeniar la música de cámara con el tango, y eso le valió integrar la Sinfónica Nacional y la Filarmónica porteña, pero también el Sexteto Mayor y las orquestas de Horacio Salgán, “Pichuco” Troilo, Mariano Mores, Atilio Stampone, Leopoldo Federico, Néstor Marconi y Raúl Garello, entre otras.

En su paso de una década, entre 1978 y 1988, por la agrupación de Piazzolla grabó 18 álbumes en diferentes partes del mundo, además de la banda sonora de numerosas películas, muchas de ellas premiadas por su música.

Estableció una gran relación con Astor, a tal punto que este le dedicó su tema “Escualo” y como fruto de la marca que le dejó ese vínculo estético y musical, el “Negro” lideró también desde 1996 su propio quinteto, consagrado a la música del bandoneonista, autor y arreglador marplatense, con el que publicó dos álbumes: “Milonga del Ángel” y “Por amor a Astor”.

Con dicha formación bajo su mando e impronta, acompañó espectáculos del bailarín Julio Bocca en gira por ciudades de Estados Unidos.

A inicios de 2001 viajó a Europa con el Dúo Assad y recibió el Premio Grammy 2002 por el disco que le dedicara a Piazzolla y en julio de 2002 tuvo a su cargo la apertura del ciclo “Astor Triunfal”, en el Teatro Colón, en recuerdo del artista a 10 años de su deceso.

El 21 de septiembre de ese mismo año Suárez Paz tocó acompañado por la Orquesta Filarmónica en el Teatro Colón, el “Concierto en Canto Negroriano”, dedicado a su figura y dirigido por su compositor Gabriel Senanes.

Su ductilidad forjada también en las sonoridades académicas le permitieron ser concertino de importantes batutas que actuaron en el país, como las de Burt Bacharach, Lalo Schiffrin, Michel Legrand y Waldo de los Ríos.

También fue reconocido por la crítica internacional por su destacada intervención junto al vibrafonista Gary Burton en festivales de jazz de Europa, Japón y Estados Unidos.

En 1991, fue nombrado miembro de la Academia Nacional del Tango en el cuadro de la Generación Intermedia, grabó como solista el “Concierto de Nácar”, de Piazzolla, acompañado por la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires dirigida por Pedro Ignacio Calderón y concretó su primer disco como director y solista de su grupo de cuerdas, dedicado a la obra de Piazzolla: “Cuerdas Para Piazzolla/Strings for Piazzolla”.

Hacia 2003 la Legislatura porteña lo distingue como Ciudadano Ilustre de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y un año más tarde formaliza un dúo con su amigo, el pianista Osvaldo Requena, que desfiló por diferentes salas y publicó un disco con repertorio propio, tradicional y contemporáneo.

El instrumentista se despidió de los escenarios en 2017 y en marzo de ese año su trayectoria fue reconocida en el espectáculo “Leonardo Suárez Paz. De hijo a padre. Homenaje a Fernando Suárez Paz” que se desarrolló en el Centro Cultural Kirchner.

 

Comentarios

Otras Noticias