AL MENOS 177 CONTAGIOS

Una boda provocó la muerte de siete personas por coronavirus

Las víctimas no habían asistido al casamiento. El mismo brote se desparramó por varias entidades de la ciudad.
miércoles, 18 de noviembre de 2020 · 15:38

Un casamiento al que asistieron 55 personas en plena pandemia de coronavirus, provocó el brote de al menos 177 contagiados, de los cuales murieron siete y otros siete debieron ser hospitalizados. El fatal hecho ocurrió en el estado de Maine, Estados Unidos, y continúa bajo investigación. 

La boda tuvo lugar en la zona rural de Millinocket el pasado 7 de agosto. A partir de entonces, las autoridades comenzaron a registrar decenas de contagios de covid-19 y, como no consiguieron la lista completa de los presentes en el evento, estiman que algunas personas afectadas aún no pudieron ser contactadas.

Según se indicó, la novia, el novio y la familia de este llegaron desde California el día anterior a la celebración, aunque sus exámenes demostraron que no estaban infectados. Sin embargo, en la jornada posterior a la recepción, un invitado comenzó a tener síntomas y poco después se confirmó que tenía coronavirus.

La cantidad de casos positivos empezó a crecer y de acuerdo con el último reporte del Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés) ya hubo al menos 177. Incluso, fue afectado el hogar de ancianos Maplecrest Rehabilitation and Nursing Facility, al que un empleado que estuvo en contacto con un invitado a la boda fue a trabajar pese a presentar síntomas.

En el lugar se contagiaron decenas de residentes y de trabajadores, mientras que siete personas que vivían allí perdieron la vida. Una de ellas fue Mary Hughgill, de 82 años, quien falleció en septiembre. Por eso, su familia impulsa acciones legales contra la residencia y el sitio en el que se desarrolló la recepción, llamado Big Moose Inn. "Cuando las personas fallan al seguir los procedimientos y protocolos, debemos averiguar por qué sucedió y hacerlos responsables", anunció el abogado Timothy Kenlan.

Según Nirav Shah, quien está al frente del CDC de Maine, afirmó que ninguna de las siete víctimas mortales había estado presente en la boda.

Además, fueron confirmados decenas de casos en la cárcel del condado de York, puesto que un trabajador del centro penitenciario asistió al casamiento y fue uno de los primeros confirmados como positivo. También hubo infectados en la iglesia bautista Calvary, cuyo pastor ofició la ceremonia.

Comentarios