LO QUE DEJÓ EL ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES

El pogo feminista más grande de todos

El 34° Encuentro de Mujeres fue el más grande en la historia, que comenzó el 12 y terminó el 14 de octubre. La marcha final duró cuatro horas, cuadras y cuadras, sin principio y sin fin. 
sábado, 19 de octubre de 2019 · 19:30

Colores por doquier. Verde, naranja, violeta, celeste. Sí, cada una con su ideología. Mejillas con glitter. Voces afónicas y miradas cansadas pero felices. Las cuatro diagonales principales de la ciudad se hicieron una. Como las 250 mil mujeres con sus madres, con sus hijas, con sus amigas desde cada rincón de el país se encontraron en un mismo punto: la ciudad de La Plata. 

Se podría decir que el Encuentro Nacional de Mujeres con el paso del tiempo se convirtió en un solo propósito: Ser escuchadas. Sin importar el color de su piel, de su pelo, su estado físico, su estatus social, cómo se auto perciben o con quién o con quienes se acuestan. 

Ya el pogo del Indio Solari dejó de ser el más importante. Las mujeres irrumpieron con el pogo feminista. Mientras que ellas, las hetero, lesbianas, travestis y transexuales, trabajadoras, amas de casa, campesinas, intelectuales, profesionales se hermanaban en la más multitudinaria marcha del movimiento feminista, como suele suceder, gran parte de la cobertura mediática se inclinaba en seis varones: los que participaban en el debate presidencial.

Igualmente eso no empaño el clima festivo, las charlas, los debates, los silencios por las pibas que mataron se hicieron grito, con ellas ahí. Los abrazos, bajo la lluvia, una tormenta que no frenó una marea multicolor. Ni los pequeños grupos que trataron de "opacar" un único reclamo: Derecho de igualdad. 

El 34° Encuentro de Mujeres fue el más grande en la historia, que comenzó el 12 y terminó el 14 de octubre, marcó una huella, un hito en la masividad del feminismo argentino. La marcha final duró cuatro horas, cuadras y cuadras, sin principio y sin fin. 

Ninguna pared sangró. Ninguna pared murió. Miles y miles pogearon por la igualdad.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias