EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Morir solo en tiempos egoístas: Sus hijas no llegaron a San Luis

Esta madrugada falleció el hombre con cáncer en la localidad de San Luis y sus hijas se encontraban en viaje a mitad de camino. 
martes, 25 de agosto de 2020 · 12:00

Nuevamente la autorización llegó tarde. Victoria y Antonela Garay, quedaron a mitad de camino, no llegaron a ver a su padre. De Tierra del Fuego a San Luis, Martín murió antes que sus hijas puedan verlo. El gobierno puntano les rechazó 10 veces la solicitud de ingreso.  

Luego de que el caso se hiciera público, el Comité de Crisis de San Luis autorizó este lunes a las hermanas a que ingresen a la ciudad. Sin embargo, mientras iban en viaje se enteraron de la peor noticia. Su papá murió solo. Martín Garay, era un paciente de cáncer terminal, según pronosticaron los médicos que lo atienden, pero el deseo de verlo en sus últimos días de vida fue en vano. 

Emma Matorras, abogada de las mujeres, lo confirmó por radio Rivadavia: "Ellas agotaron todas las instancias para entrar a San Luis. Están en viaje. SalMoririieron este lunes por la mañana muy temprano y les faltaban dos días para llegar. Victoria y Antonela están desbordadas. Llevan más de 10 días sin poder descansar. Están muy afectadas. Espero que terminen de recuperarse para poder contactarme con ellas para ver cómo seguimos". 

El diputado nacional de Juntos por el Cambio, David Schlereth, presentó un proyecto para que el Gobierno autorice el tránsito interprovincial en situaciones de excepción. "Hoy, presenté el proyecto de Ley en el mismo sentido. Espero que ninguna otra familia argentina tenga que padecer lo mismo que la de Solange", manifestó el mandatario en su cuenta de twitter. 

Hace unos días, Victoria se refirió al caso de Solange: "Nos tocó muy de cerca, porque nos vimos reflejados en ese caso, nos vimos viajando tres días y que nos digan que no pueden pasar. Igualmente el viaje lo vamos a hacer. Vamos con mi hermana y mi sobrino de cinco años, que no se puede quedar solo". 

Victoria, Antonela y su hijo de 5 años están a mitad de camino, les falta hacer más de 2000 kilómetros para despedir a su padre. 

Comentarios