BUSCANDO SEÑAL

Tricao Malal: pueblo chico de las cosas simples

Entrevista con el médico del único hospital del pueblo.
martes, 19 de marzo de 2019 · 15:57

El primer día de esta semana que transitamos ya está tachado en el almanaque. Un día más que se fue, y consigo historias que quedaron no sólo en los oyentes de AM550 sino también en la esencia del estudio de la radio. En “Buscando Señal”, nos permitimos una pausa, un pido, un basta para mí. En una hora tratamos de conectar con las historias, protagonistas y aromas del Interior.

Un viaje de sesenta minutos con todos los condimentos, música y pueblo. Ayer, tomamos el rumbo hacia el norte neuquino, llegamos a Chos Malal, desde allí a unos 40 km llegamos a Tricao Malal, un pueblo de unos 700 habitantes, pueblo chico pero grande a la vez por sus riquezas naturales.

Luego de varios intentos logramos comunicarnos, “si, encontramos señal”, se escuchó del otro lado, cuándo la luz roja ya iluminaba todo el estudio. Era Daniel, médico del único hospital del pueblo. Un bicho de pueblo, así se define, sus 40 años los vivió intensamente. Nacido y criado en la ciudad de la furia decidió tomar otros rumbos, con su pasión que es la medicina y junto a su familia se vino al sur, vivió un tiempo en Neuquén capital, luego unos meses trabajo en Cutral Co, hasta a principios del año pasado.

“En los tiempos que vivimos, dónde todos están acelerados, dónde no paran un segundo, donde el conflicto y enfrentamiento pareciera la pieza fundamental del día a día, me planté una noche dónde uno se queda en silencio y contempla sus pensamientos y ahí me di cuenta…”, dijo el doctor, y se quedó unos minutos en silencio… “Yo quería vivir tranquilo, conocer a mis vecinos, que mi hija crezca en un lugar sano sin tanta contaminación visual, sin tanta violencia verbal”.

El Hospital Rural de Tricao Malal, cuenta con 17 profesionales, la gran mayoría vive en el pueblo y otros en Chos Malal. Todos los día manejan los 80 kilómetros (ida y vuelta), “tratamos de dar nuestro granito de arena en lo que podemos con lo que contamos también, que no es mucho pero tenemos fe que de a poco en torno a la infraestructura e insumos vamos a ir sumando para darle mejor calidad a nuestros amigos.” Más que pacientes o vecinos, Daniel, los define cómo amigos, “somos un pueblo que nos conocemos entre todos, acá hay mucho cariño, puro, autentico, sin contaminación”.

Sin dudas, todavía hay esperanzas no todo está perdido, la riqueza y grandeza de los pueblerinos aún existe, si, existe, y no está tan lejos…

20%
Satisfacción
60%
Esperanza
20%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias