SE PROBARÁ EN GRAVEDAD CERO

Ya llega a estación espacial el primer inodoro de la NASA

El retrete costó 23 millones de dólares. La nave robótica ya está en camino.
jueves, 1 de octubre de 2020 · 00:00

En la jornada de hoy una nave espacial robótica partirá hacia la Estación Espacial Internacional (ISS) para transportar alimentos, experimentos científicos, una línea para la piel de una marca de cosmética internacional y un nuevo inodoro diseñado para facilitar la gestión de residuos, según lo anunció hace una semana la NASA. 

Según los expertos, la idea principal es probarlo en condiciones de gravedad cero para que luego pueda ser utilizado en misiones más lejanas a la Luna o a Marte. Abandonó la Tierra este 29 de septiembre a bordo de una cápsula de carga de Northrop Grumman Cygnus que llevará suministros a los astronautas y material de investigación.

Se lanzará desde el puerto espacial Wallops de la NASA en el estado de Virginia, Estados Unidos.

Los dos astronautas actuales de la Estación Espacial Internacional, Chris Cassidy e Iván Vagner, son los encargados de estrenar y poner a prueba la última obra de ingeniería de la NASA. La misión consta de capturar la cápsula, anclarla, sacar el inodoro e instalarlo en la Estación Espacial Internacional. Luego, el inodoro "diseñado" podrá pasar su prueba de fuego.

Chris Cassidy, astronauta  encargado de estrenar y poner a prueba la última obra de ingeniería de la NASA.

Se trata del vuelo número catorce de la nave Cygnus de Northrop Grumman que, en esta ocasión, entregará unos 3500 kilos de carga a la ISS. La nave fue llamada Cygnus SS Kalpana Chawla en homenaje a uno de los siete tripulantes que murieron en la tragedia del transbordador Columbia en 2003.

Iván Vagner, astronauta  encargado de estrenar y poner a prueba la última obra de ingeniería de la NASA.

Un inodoro espacial y especial

  • El inodoro tiene nombre propio, Universal Waste Management System. Como ya indica, es a fin de cuentas un sistema para gestionar las deposiciones. Es un 65% más pequeño que los anteriores y hasta un 40% más ligero. Esto es esencial en un lugar que busca optimizar al máximo el volumen y la energía consumida. Los ingenieros de la NASA se han tomado esto como si de una nave se tratase, buscando aprovechar al máximo el espacio ocupado y el consumo de energía. Según un portavoz de la agencia espacial, "son componentes muy importantes del diseño de una nave espacial".
  • A la NASA, el inodoro que envió al Espacio le costó 23 millones de dólares. 

  • El retrete incluye un embudo para la orina y también un separador de doble ventilador. Este separador especial consigue crear un flujo de aire que atrapa las deposiciones aunque no haya gravedad suficiente. Gestionar los desechos es relevante al ser un espacio tan reducido como el de la Estación Espacial Internacional. Además, la orina posteriormente se recicla para obtener agua, de ahí que vaya por un embudo separado.

 

Comentarios

Otras Noticias