CREER O REVENTAR

El fantasma de una novia que aterra en las rutas de La Pampa

Muchos vecinos aseguran haberla visto, incluso a plena luz del día.
viernes, 17 de julio de 2020 · 13:07

Las rutas pampeanas, muchas de ellas poco transitadas, pasan por pueblos hoy abandonados, en donde, según cuentan los lugareños, suceden fenómenos fantasmagóricos.

 

Uno de esos hechos inexplicables habla sobre la llamada "Novia del Bajo de la Tigra"El fantasma de una mujer que a principios de siglo XX, por mandato familiar, no pudo casarse con su enamorado y en la desesperación se vistió de novia y se suicidó colgándose de un caldén (árbol de la zona), junto a la Ruta 1, entre General Campos y Alpachiri.


Al parecer el hecho sobrenatural existe, y se encuentra documentado. La última aparición fue aterradora y a plena luz del día. Si bien hace más de un siglo que suele ocurrir, la última vez que sucedió fue en noviembre del pasado año.

 

Según el relato de la mujer que la vio, se trata de un fantasma con ojos oscuros y dientes muy grandes. La joven conductora, que residía en el barrio de Boedo, de la Ciudad de Buenos Aires, decidió ir a visitar a su familia, que es oriunda de La Pampa. 
Cuando iba por la Ruta 1 vió a una mujer vestida de blanco haciendo "dedo".  Yamila, siguió de largo, sin levantarla. Pero al pasar vio que el rostro de esa mujer no era normal: tenía ojos acuosos, muy grandes y no tenía labios.

Según comentó la conductora, esa figura, la miró "enojada", supone que por el hecho de no haberla levantado. La joven, quería olvidarse de esa imagen y apretó el acelerador a fondo. Pero un kilómetro más adelante volvió a verla, en el Bajo de la Tigra.


 

Con mucho miedo continuó sin detenerse, pero unos metros después, frenó el auto, y le preguntó si necesitaba ayuda.

"Estaba de espalda, era una mujer con un vestido blanco, sucio, viejo", describe la mujer que iba al volante.

 

Bajó de su auto, y volvió a preguntarle, pero en ese momento, la mujer con vestido blanco, comenzó a correr hacia la joven.
La chica corrió, gritó pidiendo ayuda, y cayó delante de un caldén.  En una de las ramas de ese árbol, colgaba el cuerpo de una mujer.  Sintió que algo o le rozó el cuello y vio la aparición de la mujer de la ruta, la misma que vio en el árbol. Luego, desapareció. La conductora salió corriendo hacia la ruta y no frenó hasta llegar a destino.

 

De estas apariciones son testigos varias personas de la zona. Después de muchos años, los relatos de quienes dicen haberla visto siguen un mismo hilo: una aparición femenina, vestida de blanco, en la Ruta1.

 

Más allá del mito o leyenda, la curva del Bajo de La Tigra, se cobró varias vidas de conductores que transitaban por allí.

Comentarios

Otras Noticias