SALUD

Matcha: El nuevo boom y sus increíbles beneficios

Te contamos su historia, los efectos que causa y en qué recetas podés incluirlo.
viernes, 24 de julio de 2020 · 19:58

El té matcha se caracteriza por su color verde intenso y porque, a diferencia de otros tés, se disuelve en agua y al beberlo se ingieren las hojas molidas. Pero lo que más lo destaca son sus propiedades: es un gran antioxidante con efecto antienvejecimiento y un buen antiinflamatorio, regula los niveles de azúcar en sangre y fortalece el sistema inmunológico.

Su historia: Conocemos el té matcha por su legado japonés, pero su origen es chino, concretamente, se inició su consumo en tiempos de la dinastía Song. Fue en el año 1191 cuando un monje budista zen, Myoani Eisai, en un viaje a China, conoció las propiedades del té verde matcha y lo introdujo en Japón. Este monje se dio cuenta de que el té mejoraba la meditación, pues hacía que la mente se mantuviese en un estado de concentración, calma y alerta al mismo tiempo, lo que le llevó a escribir un tratado sobre los beneficios de consumir té: “Cómo mantenerse saludable bebiendo té”. Este tratado democratizó el uso del matcha.

 Ya no sólo lo tomaban los monjes con fines medicinales o espirituales, sino también los samuráis y, posteriormente, las clases aristocráticas.Fue durante el siglo XV cuando se originó el ritual japonés de la ceremonia del té. Una costumbre muy arraigada en Japón, que transmite valores místicos y artísticos, a partir de su preparación. De esta manera, y con ese trasfondo ideológico, el té matcha ha llegado a nuestros días.

Un dato importante: no hay que confundir el matcha con el té verde molido que ofrecen algunas dietéticas (el matcha proviene del tencha y tiene otros procesos y propiedades).

Para conservarlo: guardalo en una bolsa plástica adentro de un envase hermético (que no sea de vidrio), lejos de la luz y el calor.

Prepará un rico Matcha Latte: disolviendo media cucharadita de matcha en dos cucharadas de agua a 80°. Luego, batí hasta conseguir espuma, completá la taza con leche caliente y endulzá con miel o estevia. Quedará una infusión homogénea, cremosa y espumosa en la superficie.

El matcha es muy versátil y puede incluirse en preparaciones dulces y saladas reemplazando una parte de la harina. También se puede usar en rellenos, sopas, arrollados, batidos, helados y postres. 

Comentarios

Otras Noticias