Ley de hidrocarburos

La puja en Senado no complica votación

miércoles, 1 de octubre de 2014 · 12:37

Hubo protestas de la oposición, advertencias del senador sindicalista petrolero Guillermo Pereyra (ninguna que provocara temor en el oficialismo), matices y alguna duda entre los gobernadores presentes, pero ningún movimiento que amenace la votación en el recinto. Ese fue el saldo del primer día de debate en comisión ayer del proyecto ya consensuado entre la Nación y las provincias petroleras para la nueva ley de hidrocarburos.

En el primer turno de ese debate aparecieron en la Comisión de Energía el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, el ministro de Planificación, Julio De Vido, y la secretaria de Energía, Mariana Matranga. Zannini explicó allí que el proyecto es "un modelo que acelerará el objetivo del autoabastecimiento". A los gobernadores les garantizó: "Tratamos que todos ganen para que se acelere la inversión, haya un régimen estable y se obtenga lo antes posible el autoabastecimiento. No toca en ninguno de sus puntos la Ley Corta", en referencia a la norma que consagra el dominio de las provincias sobre los hidrocarburos en cada uno de sus territorios.

De Vido luego reconoció que "la balanza energética tiene un saldo negativo de 7.000 millones de dólares. Se necesita la puesta en marcha de sólo tres proyectos como Loma Campana y esto es mucho más que eso".

La oposición siguió sosteniendo que el proyecto no promoverá inversiones y cuestionó el sistema de prórrogas a las concesiones de explotación. El kirchnerismo, de todas formas, anunció que tras la visita hoy de Miguel Galuccio se emitirá el dictamen.

Más tarde llegó el turno de los gobernadores: Martín Buzzi (Chubut); Francisco Pérez (Mendoza); Jorge Sapag (Neuquén); Alberto Weretilneck (Río Negro) y Fabiana Ríos (Tierra del Fuego).

Buzzi fue el encargado de defender el acuerdo al que llegaron con el Gobierno después de haber iniciado una pelea con la Casa Rosada por la ley que incluyó hasta la eliminación de su provincia y otras como Río Negro, Neuquén y Mendoza del programa de refinanciación de deudas provinciales.

"Las provincias, con el poder de policía y siendo autoridad de aplicación, tienen potestad de dar extensiones en la prórroga de los contratos o darlos por finalizados y dar nuevas concesiones", explicó.

Sapag, uno de los más duros con el tema, insistió: "Poner de acuerdo a las provincias y la Nación no fue simple. Quizás hubiéramos querido más bonos, regalías y otros artículos. Pero creo que es el mejor proyecto al que pudimos arribar".

Por la oposición, la rionegrina Magdalena Odarda, del FAUnen, y la mendocina Laura Montero, de la UCR, denunciaron que el acuerdo se cerró porque el Gobierno les refinanció deudas. Les refinanció las deudas a las provincias.Fuente: Ambito Financiero

Comentarios