Cotización

¿Puede el precio del petróleo frenar Vaca Muerta?

jueves, 16 de octubre de 2014 · 10:20
El disparate energético argentino da para todo. Por ejemplo, para que con el precio más bajo del petróleo desde 2010, y con importación de crudo y subsidios aplicados, aun se tenga precios de naftas de los más caros del mundo.
Por ejemplo, para que esa oscilación de precios deslice sugerencias de que podrían fracasar desarrollos de inversión como el de Vaca Muerta, como se ha dicho desde algunos artículos periodísticos.
En Argentina, el precio de la nafta súper está en casi un dólar y medio. En Estados Unidos, actual capital del shale en el mundo, el precio es de 0,92 dólar. En Bolivia, país que nos vende gas, el precio de la nafta súper apenas supera los 50 centavos de dólar.
Lo cierto es que este miércoles se acentuó la baja en la cotización del petróleo Texas, el WTI, precio que se toma como referencia para el petróleo argentino: cotizaba a unos 80 dólares. Los analistas internacionales estiman que el precio del petróleo, tanto el del WTI como el del Brent, podría caer todavía otros 10 dólares, antes de entrar en un nuevo ciclo de recuperación.
Esta sería la coyuntura inmediata, para este año, el que viene y tal vez algo de 2016, según las circunstancias, que son dinámicas, variables, y condicionan cualquier posibilidad de vaticinio cerrado.
En marzo de este año, el precio del petróleo oscilaba en los 110 dólares. En ese momento, el precio "argentino” se había fijado en 74,83 dólares, con la mirada obsesivamente puesta en los precios de los combustibles en el mercado interno. Era el principio del "sendero de precios”, que llevó a que ahora, insólitamente, el precio nacional es igual o superior al internacional.
En marzo, para equiparar al precio internacional y no trasladar eso al precio de los combustibles, el Estado aplicó subsidios por 600 millones de dólares. Sin embargo, el país tiene precios de naftas más caros que los que se cobran en la mayoría de los países, solo inferiores a los de los países con alta importación, como es el caso de los europeos, con Italia (siempre más cara) a la cabeza.
En definitiva ¿Por qué una oscilación hacia la baja del precio del petróleo frenaría inversiones en Vaca Muerta? Es probable que esa circunstancia no frene nada, porque las grandes petroleras saben que son coyunturas, y que Argentina les ofrece invertir para concesiones largas (¡35 años!), durante las que el precio del petróleo subirá y bajará muchas veces. Además, Neuquén promete petróleo, pero sobre todo gas. El precio del gas es otra cosa, se maneja de otra manera.
Si algo puede poner freno a las inversiones en Vaca Muerta, no serán, casi seguro, circunstancias internacionales, sino lo que hagan (o lo que no hagan) los gobiernos argentinos.

Eso es mucho más probable.

Fuente: Rubén Boggi

Comentarios