Política

Kicillof modificará una norma petrolera para corregir una vieja herencia de Moreno

miércoles, 22 de octubre de 2014 · 10:20
El Gobierno está terminando de definir una modificación en el esquema de cálculo de los derechos a la exportación de petróleo que percibe el Estado nacional. Se trata, en rigor, de corregir una vieja herencia regulatoria estipulada por el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. A fines de 2007, el ex funcionario –hoy designado agregado comercial de la embajada argentina en Italia- impulsó la resolución 394 del Ministerio de Economía. Si bien llevó la firma de Miguel Peirano, por entonces titular del Palacio de Hacienda, Moreno fue el ideólogo de esa normativa, que en línea generales fijó en US$ 42 el precio interno del crudo (siempre y cuando el precio internacional supere los US$ 60,9) y estableció que la diferencia entre ese valor y la cotización del WTI (el valor de referencia del barril en EE.UU.) sería recaudado por el Tesoro nacional en concepto de retenciones a la exportación.
La medida –que funcionó como un fuerte desincentivo a la inversión en el upstream- fue parcialmente corregida por el programa Petróleo Plus, que otorgaba beneficios impositivos y fiscales a las productoras que incrementen su oferta de crudo, y por la resolución 1/2013 del Ministerio de Economía, que actualizó los valores de corte y de referencia para la exportación de petróleo.
En función de la norma firmada por Axel Kicillof, los productores pasaron a recibir US$ 70 por barril exportado -nuevo valor de corte- cuando el precio internacional superó los US$ 80 por barril (nuevo valor de referencia). La decisión se encuadró en un contexto de precios crecientes del petróleo. Con el barril cerca de los 100 dólares, el Ejecutivo buscó alinear el precio interno del petróleo Escalante de la cuenca del Golfo San Jorge –el que más se exporta- con ese valor.
Sin embargo, el escenario hoy es otro. La tendencia de los precios a nivel mundial es a la baja. En los últimos cuatro meses el precio del WTI cayó un 26%: pasó de US$ 110 a fines de junio a no superar los US$ 82 según el cierre de ayer.
El actual escenario preocupa de especial manera en Chubut, la provincia que concentra la mayor parte de las ventas al exterior de crudo. Es que si el precio internacional baja por debajo de los 80 dólares se aplicará el esquema de retenciones previsto por la resolución 394/2007 de Economía y las productoras volverán a percibir alrededor de US$ 45 por barril exportado. Es decir, US$ 25 menos que en la actualidad.
Las compañías productoras ya plantearon su preocupación en el Ministerio de Economía. La principal afectada es Pan American Energy (PAE), la segunda petrolera del país, que concentró un 92% del crudo exportado durante los primeros ocho meses del año. La empresa controlada por BP y Bridas –de los hermanos Bulgheroni y la china CNOOC- facturó US$ 948,5 millones por ese concepto, según datos oficiales de la Secretaría de Energía. La siguieron YPF, con US$ 68,4 millones. Y muy atrás, Petrobras, con US$ 3,2 millones.
"La situación actual va a contra mano del sentido común: las retenciones son más altas cuando menor es el precio internacional del crudo. La lógica indica que debería ser al revés”, reconocieron en un despacho oficial a El Inversor Online. En esa dirección –agregaron-, la cartera que dirige Kicillof publicaría en los próximos días una iniciativa para corregir esa situación. "El precio de corte (para aplicar derechos a la exportación) podría bajar US$ 10, de 80 a 70 dólares”, indicaron las fuentes consultadas.
Lo cierto es que si precio del WTI traspasa la barrera de los 80 dólares sin que se modifique el esquema de retenciones, la inversión en Chubut –la mayor provincia productora de crudo del país, con un 31% del total- podría verse afectada, dado que el precio resultante del crudo exportado –caería hasta los 45 dólares- no habilitaría la perforación de varios proyectos de desarrollo en la cuenca del Golfo San Jorge.

Fuente: el Inversor Online

Comentarios