Producción

Pese al boom de Vaca Muerta, Chubut sostiene la producción de petróleo

Aunque Neuquén recibió fuertes inversiones, la provincia gobernada por Martín Buzzi es la que más aumentó su oferta de crudo. A pesar del incremento de la actividad de perforación, la producción sigue sin despegar.
lunes, 1 de diciembre de 2014 · 09:54
La presidenta Cristina Kirchner eligió el tiempo y el lugar. Reunida en Nueva York con referentes de las centrales sindicales de Estados Unidos para fustigar el accionar de los fondos buitres, trazó un paralelismo: comparó a la Argentina con Arabia Saudita, donde se encuentran las mayores reservas de petróleo de Medio Oriente. "Ya se habla de la Argentina como la nueva Arabia Saudita por sus recursos energéticos en hidrocarburos”, destacó. Hacía referencia al potencial de los reservorios no convencionales de Vaca Muerta. "Con una diferencia: no estamos en medio de guerras, no hay enfrentamiento religioso ni diferencias étnicas”, analizó la Presidenta en el marco de su visita a la Gran Manzana para participar de la asamblea anual de la ONU, realizada en septiembre.
La comparación quizás tenga más sustancia en el futuro, pero no hoy. Aunque la producción de recursos no convencionales está en aumento de la mano de los trabajos de YPF en Neuquén, la menos publicitada Chubut es la que evita una caída aún mayor en la oferta de petróleo.
Según los números oficiales –de la Secretaría de Energía–, la realidad se presenta desde otro prisma. Es que, a pesar de que los mayores volúmenes de inversión se concentran en Neuquén, la cuenca del Golfo San Jorge es la que registra los mejores rendimientos extractivos: Chubut, primera en el ranking de productores de crudo, con un 30% de la oferta nacional, aumentó un 3% su explotación en los primeros siete meses del año con relación al mismo período de 2013. El distrito gobernado por Martín Buzzi extrajo 5,18 millones de metros cúbicos (MMm3) de petróleo, según datos de la cartera que dirige Mariana Matranga.

Inversiones

Con una oferta de 31.000 barriles diarios de petróleo equivalente (BOE/d), Loma Campana se convirtió en agosto en el segundo yacimiento de crudo a nivel nacional, detrás de Cerro Dragón, en Chubut. Concentra, en total, 22 equipos de perforación que ya colocaron casi 250 pozos en el bloque que la petrolera presidida por Miguel Galuccio comparte con Chevron.
La actividad en Vaca Muerta, la formación de roca generadora de hidrocarburos donde las petroleras están explorando proyectos no convencionales, apuntala el crecimiento de la inversión en el upstream de Neuquén.
Este año se desembolsarán cerca de u$s 5.000 millones en la provincia, cinco veces más que en 2008, cuando apenas se radicaron u$s 800 millones.
Las cifras no tienen parangón en el resto de los distritos hidrocarburíferos. Le sigue en órdenes de magnitud Chubut, que recibirá este año desembolsos por u$s 1.700 millones, según datos del Ministerio de Hidrocarburos provincial. Pero aun así, la provincia que gobierna Martín Buzzi es la que sostiene la producción nacional de petróleo.

En el Golfo

"Pan American Energy (PAE) e YPF han incrementado su producción. En los próximos 18 meses apuntamos a sumar seis equipos de perforación”, señaló Ezequiel Cufré, ministro de Hidrocarburos de Chubut.
En la Argentina están activos 125 equipos de perforación, 45 más que en 2009. La mayoría de los nuevos taladros están operando en la cuenca Neuquina, con alrededor de 70. Un 40% de las unidades de drilling están perforando objetivos en el shale de Vaca Muerta. "Lo cierto es que hoy la producción proveniente de los yacimientos convencionales sigue cayendo, por lo que sólo pudimos frenar la declinación de la oferta de crudo a partir del desarrollo de los no convencionales”, señaló Jorge Sapag, gobernador de Neuquén, en diálogo con El Inversor Energético & Minero.
Con la contribución de Loma Campana, Neuquén logró frenar la caída de la oferta de crudo, que se mantenía a la baja desde 1998. La producción creció, entre enero y julio, un 1,1% (llegó hasta los 3,48 MMm3), aunque aún no logró equiparar los volúmenes obtenidos por la provincia en 2012, cuando se reestatizó YPF. Con todo, no deja de ser una buena noticia que la oferta de petróleo Medanito –el de mejor rendimiento en las refinerías locales– haya aumentado por primera vez en 15 años.

El resto

El incremento de la actividad en los yacimientos –el síntoma más evidente de esa recuperación es la escasez de equipos de perforación disponibles en el mercado– no se replica, sin embargo, en las estadísticas oficiales. Salvo Neuquén y Chubut, el resto de las provincias registró un descenso de su oferta de hidrocarburos.
La caída responde no sólo a la baja de la inversión registrada por algunas petroleras en los últimos años, sino fundamentalmente a la madurez de los principales yacimientos petroleros, que llevan décadas en explotación y enfrentan la declinación natural de su rendimiento.
Por ejemplo, Santa Cruz, el segundo productor de crudo, redujo casi un 2% su oferta del hidrocarburo en lo que va del año. La retracción de Mendoza y Río Negro, cuarto y quinto en el ranking, fue todavía más acentuada: ascendió al 4,6% y 7% respectivamente. La baja de la provincia patagónica obedece, en buena medida, al recorte de los planes de inversión de las principales operadoras en respuesta a la dilación de la gobernación de Alberto Weretilneck para otorgar la prórroga por 10 años de las concesiones que vencen en 2016.

Tendencia similar

Los números arrojan una triste conclusión: a pesar del aumento de la inversión de las empresas, que se replica en una mayor actividad de perforación, el esfuerzo no es suficiente para cambiar la tendencia decreciente de la curva de hidrocarburos.
En el caso del gas, la corriente es similar. Neuquén, el principal pulmón gasífero del país, con un 45% de la producción nacional, aumentó durante los primeros siete meses del año un 2,1% su oferta del fluido, pero aún está lejos de los valores obtenidos en el mismo período de 2012 (-7,13%).
Chubut, que está cerca de alcanzar los 2 MMm3/día de extracción de gas, tuvo un alza prácticamente imperceptible (+0,45%), mientras que Santa Cruz sufrió una baja del 2,96% y Mendoza anotó un declive aún más acentuado (-4,1%). 

Fuente: Por Nicolás Gandini / El Inversor Energético

Comentarios