Colombia

La exigencia ambiental será mucho más estricta

Las petroleras deberán medir, antes de la exploración, los radiactivos naturales en el subsuelo.
martes, 24 de junio de 2014 · 14:14
La entrada del país al mundo de la exploración de los hidrocarburos no convencionales, conocidos como lutitas (shale oil y shale gas), llegará pareja con una regulación que, en los puntos más sensibles, tendrá pautas más altas que las que se piden en los países que han desarrollado estos recursos, principalmente Estados Unidos.

Fuentes oficiales confirmaron que no se permitirá el vertimiento en cuerpos de agua de los fluidos de retorno tras los procesos de estimulación hidráulica, así estas aguas sean tratadas. "No se sabe qué va a salir, por lo que hay que prevenir”, sostuvo la fuente. 

Lo que sí se permitirá es verter las aguas tratadas en los suelos (no para regar cultivos), ya que estos actúan como un ‘hígado’ del ecosistema y filtran los elementos de aquellas.

Sin embargo, para ello, las petroleras deberán medir, antes de la exploración, los radiactivos naturales en el subsuelo y, si dentro de los fluidos de retorno estos superan el nivel inicial, deberán inyectarlos de nuevo al subsuelo, en una zona que garantice que permanecerán allí.

Además, la regulación será muy estricta sobre las emisiones, por lo que prohibirá almacenar en piscinas los fluidos, para evitar su evaporación. Los fluidos deberán estar en tanques cerrados antes de su tratamiento.

Asimismo, al existir la posibilidad de que se produzca metano, este deberá quemarse como mínimo en un 98 por ciento.

Además, en la fase de producción se incluirá la obligación de contar con plataformas multipozo, con el propósito de reducir el impacto de la gran cantidad de perforaciones que usualmente hace la industria, y evitar que las áreas se parezcan a la superficie lunar.

Fuente: www.eltiempo.com

Comentarios