Ley de hidrocarburos

Ex secretarios piden dejar la ley petrolera para otro gobierno

martes, 5 de agosto de 2014 · 09:57
El proyecto oficial para modificar la ley de hidrocarburos promoverá la concentración antes que la competencia, favorecerá la concesión de derechos excepcionales a empresas que no invertirán más por el default y el cepo cambiario y tendrá vida corta porque lo modificará el próximo gobierno.
Ese devastador diagnóstico respecto del intento del kirchnerismo de modificar el marco legal del negocio petrolero para favorecer la llegada de nuevos desembolsos fue hecho ayer por los ocho ex secretarios de Energía, un grupo compuesto por Emilio Apud, Julio César Aráoz, Enrique Devoto, Roberto Echarte, Alieto Guadagni, Jorge Lapeña y Raúl Olocco, habitualmente críticos de la política energética.
Se sumaron así al rechazo de los gobernadores de las principales provincias petroleras, como Jorge Sapag (Neuquén), Martín Buzzi (Chubut), Francisco Pérez (Mendoza) y Alberto Weretilneck (Río Negro).
"Creemos que el método elegido [para cambiar la ley] no es el correcto. Tampoco el tiempo. Todo eso va a llevar a un resultado que no es conveniente”, sintetizó Lapeña.
El proyecto de ley tiene el visto bueno de la presidenta Cristina Kirchner, que recibió el pedido de boca del presidente de YPF, Miguel Galuccio. El secretario legal y técnico, Carlos Zannini, y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, también participan de las gestiones.
El borrador estipula beneficios para la inversión privada y limita la injerencia de los gobernadores en las decisiones.

Según Lapeña, uno de los puntos débiles de la iniciativa es que se hará sobre la base de un pacto entre los gobernadores de las provincias petroleras y el Gobierno, todas administraciones que están en la etapa final de sus mandatos.
Lapeña criticó con dureza algunos puntos del proyecto. En especial, que "propone la prórroga automática de las concesiones existentes a cambio de algo más de regalías para las provincias. Así, algunas concesiones actuales podrían extenderse hasta 2060. Eso bloquea cualquier intento de hacer política energética”, lamentó en diálogo con La Nación.

Guadagni, que pasó por la cartera de Energía durante la presidencia de Eduardo Duhalde, criticó el proyecto por el mismo lado que lo defiende el Gobierno: "Estos mecanismos de prórrogas automáticas de concesiones matan la esencia de la competencia. Nos oponemos a cualquier prórroga que no sea licitatoria”, disparó.
La respuesta a esa crítica es un laberinto para cualquier legislación. Sucede que los empresarios petroleros reclaman la extensión anticipada de sus derechos sobre los yacimientos para contar con un horizonte de inversión a largo plazo. Los ex secretarios, en cambio, lamentan que eso no "permite la llegada de nuevas empresas”.

Según Montamat, que también fue presidente de YPF, el afán oficialista por aprobar una nueva ley de hidrocarburos era parte del "plan A del Gobierno”, que contemplaba diversas acciones para atraer dólares al país. Después del default en el que entró la Argentina la semana pasada, la iniciativa petrolera perdió "sentido” económico. "El proyecto busca darle derechos excepcionales a quien traiga dólares. Pero después del default y con el cepo cambiario, ni ésta ni otra legislación va a hacer al sector atractivo”, resumió.

Emilio Apud vaticinó que "lo primero que va a hacer el próximo gobierno es replantear la ley”.
Todos están de acuerdo en reclamarle al Gobierno que postergue el envío del proyecto al Congreso y deje el trámite para la próxima administración, que podría tratarlo en 2016

Fuente: El Inversor Online

Comentarios