Santa Cruz

Eurnekian se sienta a la mesa de negociaciones con el sindicato petrolero

martes, 2 de septiembre de 2014 · 12:16
Las discusiones gremiales en Santa Cruz son una constante en los últimos años. La semana pasada representantes de las principales operadoras de la provincia y del sindicato petrolero de base se dieron cita en el Ministerio de Trabajo para atender un reclamo gremial por la recategorización de un grupo de trabajadores (enrolados en la figura de ayudante de oficio).
Para atender el pedido se reunió una Comisión de interpretación del convenio colectivo integrada –por el lado de las empresas- por ejecutivos de YPF, Pan American Energy (PAE), Petrobras y Sinopec. Son los mayores productores de hidrocarburos del distrito patagónico.
A última hora, sin embargo, se sumaron delegados de una firma que no estaba invitada: Compañía General de Combustibles (CGC), el brazo petrolero de Eduardo Eurnekian, titular de Corporación América y de Aeropuertos Argentina. Su presencia no estuvo exenta de la polémica. Es que el resto de los integrantes de la comisión se opuso a que CGC participe del encuentro en la cartera que dirige Carlos Tomada.
"Es una compañía independiente, que no es operador de ningún yacimiento en Santa Cruz. Además, las negociaciones con el sindicato ya estaban avanzadas. No tenía sentido sumar a un nuevo actor en esa instancia”, explicaron a El Inversor Online en la industria para justificar la decisión. YPF, la mayor productora del mercado, controlada por el Estado, lideró la negativa.
Sin embargo, pese al rechazo de sus pares, Eurnekian envió a un delegado en las oficinas de Leandro N. Alem. Un ejecutivo de CGC llegó hasta Trabajo y logró participar de la reunión. Aunque a priori pueda parecer una anécdota menor, sirve para ilustrar el nuevo rol que pretende inyectarle Eurnekian –el segundo empresario más rico de la Argentina- a CGC.
"Es una petrolera con una producción modesta, pero está encabezada por una figura importante del empresariado local, que no está acostumbrado a pedir permiso”, analizó un encumbrado directivo del sector.
Tras comprar el 81% de CGC a Southern Cross –el fondo de inversión de Norberto Morita- a cambio de US$ 200 millones, Eurnekian apunta a ganar terreno en el negocio hidrocarburífero. Al frente de la operación diaria de la empresa colocó a Hugo Eurnekian, uno de sus sobrinos.
La petrolera evaluó en el último año algunas operaciones para expandir su porfolio de área, aunque no concretó ninguna. Su principal apuesta es quedarse con los campos de Petrobras en Santa Cruz, dado que la empresa brasileña encargó al Scotia Bank la venta de esos activos. CGC cuenta con una ventaja sobre el resto: posee el derecho de first refusal sobre algunos de esos bloques, por lo que puede igual la mejor oferta económica recibida por el Scotia. "CGC incluso debería dar el visto bueno para transferir la operación si otra empresa se quedara con los yacimientos de Petrobras. Es casi imposible que dé el aval para que eso suceda”, analizó otro petrolero con intereses en la provincia que gobierna Daniel Peralta.
Mientras tanto, Eurnekian se involucra de primera mano en el transitar de la conflictiva relación con los sindicatos petroleros de Santa Cruz, uno de los puntos que complica la llegada de inversiones a la región.

Fuente: El Inversor Online

Comentarios