OBLIGACIONES NEGOCIABLES

YPF cerró el canje y evitó el default

Con la aceptación del 60% de los tenedores del bono 2021 YPF logró la renegociación de parte de sus pasivos y la posibilidad de destinar parte del refinanciamiento a inversiones de capital
jueves, 11 de febrero de 2021 · 12:20

La ardua negociación que comenzó la gestión Nielsen concluyó “exitosamente” fue el comentario esta mañana de una alta fuente de la compañía estatal. “Habiendo concluido el periodo de participación temprana para los tenedores del bono 2021 y la oferta de canje para el resto de los bonos elegibles, YPF alcanzó un nivel de participación del bono corto de 60% y de la totalidad de bonos cercana al 32%, resultando en la emisión de nuevos títulos al 2026, 2029 y 2033 por aproximadamente U$S 2.100 millones” destacaron fuentes cercanas a la negociación.

Con este resultado la Compañía logra obtener la validación del Banco Central en relación con el requerimiento de refinanciación exigido por la normativa cambiaria toda vez que el ahorro de divisas conseguido para el año 2021, considerando la refinanciación de pagos de capital e interés de todos los bonos que ingresaron al canje, supera ampliamente el requerimiento de refinanciación del 60% de su bono con vencimiento en marzo 2021. 

A su vez, aclararon que “el logro alcanzado por YPF redunda en una refinanciación temprana de pagos de capital e interés acumulado hasta diciembre de 2022 por un total de 630 millones de dólares, liberando recursos que podrán ser destinados a inversiones productivas según el plan dado a conocer semanas atrás”.

Los ADR en Wall Street

Si bien, en el día de ayer la acción de YPF en la bolsa de Nueva York cerró en baja, hay que destacar que durante la jornada se observaron significativas variaciones. Los ADR de YPF  cerraron U$D 4,5 alcanzando el valor de U$D 4,62 en la primera ronda.

Los U$D 0,12 por ADR representa una suba del orden del 0,03% sobre la última cotización y una señal de los inversores

Una buena noticia para continuar la pelea en Neuquén

Desde hace un largo tiempo que el destino de Neuquén está atado a los vaivenes de YPF. El presupuesto provincial se ajusta a las variables del dólar y de los ingresos por regalías; mientras que el destino de las pequeñas y medianas empresas son impulsadas por la reactivación que pueda generar la empresa de bandera.

Sobre esta realidad, los principales referentes de la política neuquina operan desde hace años por mantener el dominio de la territoriedad, olvidándose de diversificar la economía provincial. Lo cierto es que con la refinanciación de la deuda, YPF destinará gran parte de estos recursos a inversiones de capital posibilitando una reactivación de los campos petroleros en función de la demanda de petróleo local e internacional.

Bajo este escenario, se deberá tener en cuenta que la política del Gobierno Nacional expuesta por Darío Martínez fue reiteradamente anunciada como “federal”, lo que implica una distribución del capital de inversión de la empresa estatal por estado provincial o cuenca.

Es decir, YPF tiene por delante una nueva pelea y será en el ámbito de la OFEPHI. En este nuevo escenario, se estima que el alfil de Omar Gutiérrez agudice los conflictos en los yacimientos como forma de obtener ventaja sobre el resto de las cuencas petroleras.

Comentarios