NUEVO SISTEMA

Debut poco feliz del código

Con la entrada en vigencia del nuevo modelo de Justicia Penal, se realizaron las primeras dos audiencias en la ciudad de Neuquén que estuvieron vinculadas a pedidos de prisión preventiva.
miércoles, 15 de enero de 2014 · 08:12
Neuquén.-  Las primeras dos audiencias del sistema acusatorio en la ciudad de Neuquén giraron en torno a pedidos de prisión preventiva que hicieron los fiscales Maximialiano Breide Obeid, de la Fiscalía de Delitos Violentos contra las Personas, y Soledad Rangone de la Fiscalía de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y de Género. En ambos casos, las resoluciones de la jueza de audiencia y el juez de audiencia que intervinieron, se tomaron tras debates que se prolongaron entre 20 y 45 minutos.

La primera audiencia

La primera audiencia se realizó por la mañana en la sala de Yrigoyen 175 de la ciudad de Neuquén.  El acusado fue J. L H, un hombre al que el fiscal del caso Maximiliano Breide Obeid, acusó del delito de homicidio simple. La víctima, fue D. E. M.
 
De acuerdo a la teoría del caso que planteó el fiscal, el hecho ocurrió el pasado 8 de enero alrededor de las 23.30. Fue en el kilómetro 1.238 de la Ruta Nacional 22, donde hay un santuario del Gauchito Gil, en el que se efectuaba una celebración.
 
El fiscal sostuvo que el acusado, luego de decirle a la víctima "tuviste problemas con mi hijo, ahora los vas a tener conmigo”, la apuñaló en el tórax y le provocó la muerte. Segundos después, atacó a otro hombre que acompañaba a la víctima, provocándole un corte en el pecho y la rotura de la remera que tenía puesta, la cual quedó manchada con sangre que sería de la víctima.
 
El fiscal solicitó la prisión preventiva con el argumento de que:
 
-Había probabilidad de entorpecimiento de la investigación porque atacó un testigo presencial.
- El cuchillo fue secuestrado luego de ser lavado y ocultado en un auto por el acusado.
- El imputado pretendió endilgarle a su hijo menor de edad la autoría del hecho por el que fue acusado.
 
El plazo por el cual solicitó la prisión preventiva fue de dos meses, lapso para realizar un estudio de ADN en la remera del testigo atacado, para saber si la sangre con la que quedó manchada, era de la víctima, y luego efectuar el juicio.
 
El defensor del acusado, Gustavo Palmieri, sostuvo entre otros aspectos que no existió agresión al testigo presencial del hecho, y planteó que se registró un disturbio de varias personas y que en ese contexto el testigo fue agredido, pero "no identificó con precisión al acusado".
 
La jueza de la audiencia, Ana Malvado, resolvió rechazar el pedido de prisión preventiva solicitada por el fiscal, con el argumento de que no existe riesgo de que el imputado se fugue o entorpezca la investigación. Y le impuso le obligación de presentarse una vez a la semana en el Ministerio Público Fiscal, la prohibición de salir de la zona y la prohibición de acercarse a testigos del hecho por el que está siendo investigado.
 
"A partir de ahora el compromiso de la fiscalía es acelerar los plazos para estar los antes posible, en un mes o mes medio, en la etapa de juicio y ahí demostrar la teoría del caso que hemos planteado sobre cómo ocurrieron los hechos", dijo el fiscal Maximiliano Breide Obeid. "La decisión de la jueza de liberar al sospechoso, no implica que el caso se haya caído. El proceso sigue y en breve se hará el juicio", remarcó.
 
La segunda audiencia
 
La segunda audiencia se realizó por la tarde, también en Irigoyen 175 de la ciudad de Neuquén. El debate estuvo centrado en un abuso sexual y el pedido de prisión preventiva para el imputado. En total demandó 40 minutos, luego de que se resolviera la recusación del juez de la audiencia Marcelo Muñoz, formulada por el defensor oficial Pedro Telleriarte, quien planteó que el juez ya había intervenido en el caso al ordenar la detención del imputado antes de que entrara en vigencia el nuevo sistema acusatorio.
 
La fiscal del caso Soledad Rangone (Fiscalía de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y de Género) acusó al imputado del delito de abuso sexual gravemente ultrajante. Y pidió como medida la prisión preventiva, con el argumento de que el imputado podía entorpecer la investigación. Justificó este planteo en que el grave hecho existió, que el sospechoso intentó escaparse al ser descubierto mientras cometía el ataque y que mintió al dar información personal ante policía.
 
De acuerdo a la teoría del caso planteada por la fiscal, el imputado de 18 años ingresó a la vivienda de la mujer el domingo pasado, en Centenario. Fue alrededor de las 6 de la mañana. Un vecino de la mujer escuchó ruidos y fue hasta la vivienda, donde encontró al imputado desnudo mientras cometía el ataque. Huyó al ser descubierto, pero a los pocos metros fue atrapado y luego detenido por la Policía.
 
El juez de la audiencia Marcelo Muñoz rechazó el pedido de prisión preventiva con el argumento de que el abuso sexual no está acreditado.
 
"En los próximas días vamos a ordenar desde la fiscalía más medidas de prueba", dijo la fiscal. "La acusación contra el imputado la mantendremos hasta el juicio y confiamos en que se probará la teoría del caso que hemos planteado”, agregó.
 
El defensor del imputado fue Pedro Telleriarte.
 
Prensa TSJ

Comentarios

Otras Noticias