NEUQUEN

Caso Zarza: Nicolás Rinaldi quedó en libertad

En la mañana de hoy fue puesto en libertad Nicolás Rinaldi, quien fue condenado en el año 2002 a 21 años de prisión por el asesinato de la neuquina María Alejandra Zarza.
jueves, 14 de mayo de 2015 · 10:00

Neuquén.- Tal como se había anticipado, en la mañana de hoy fue puesto en libertad Nicolás Rinaldi, quien fue condenado en el año 2002 a 21 años de prisión por el asesinato de la neuquina María  Alejandra Zarza. 

La jueza de ejecución penal Raquel Gass le otorgó la libertad a Nicolás Rinaldi, condenado a cumplir 21 años de prisión por el asesinato de Alejandra Zarza, ocurrido en febrero de 2002.
La libertad se produjo pasadas las 9 de la mañana, tras el cumplimiento de parte de la condena impuesta y de una serie de hechos dentro de la cárcel.
La joven estaba embarazada y su cuerpo apareció sin rastros del feto de siete meses y medio y con marcas de una muerte por asfixia mecánica.
Rinaldi, de 39 años,  solicitó el año pasado un pedido de salidas laborales pero le fue denegado. Las decisiones fueron adoptadas durante una audiencia presidida por la jueza de ejecución Raquel Gass. En representación de la fiscalía estuvo Gustavo Ravizzoli, y por la defensa asistieron Julio  Maestre y Emanuel Roa Moreno.
 Rinaldi, que por aquel entonces era un joven de su misma edad que María Alejandra Zarza, fue señalado como el padre del hijo que Zarza llevaba en su vientre. Fue el último que estuvo con la mujer el mismo día en que desapareció. 
Se pudo comprobar que la muchacha estuvo sujeta a una camilla ginecológica, presumiblemente en un consultorio, al momento que se produjo una inducción violenta del parto de la criatura que llevaba en su vientre, sobre la cual todavía no se sabe si está viva o muerta.
María Alejandra fue encontrada seis días más tarde en una laguna en las afueras de la ciudad y murió entre diez y doce horas después de su desaparición en la medianoche del 19 de febrero del 2002, en el procedimiento se descubrieron lesiones y marcas en una pierna de la muchacha, todas ellas compatibles de haber estado atada a una camilla ginecológica. 
El juez Velasco Copello ordenó realizar es un examen de ADN a quien fuera novio de María Alejandra, Nicolás Rinaldi, quien reconocía al momento de detención que fue  el último que vio con vida a la joven la noche que desapareció.
 El propio Rinaldi admitió que en ese encuentro ambos discutieron acerca de la paternidad del bebé, ya que mientras Alejandra estaba convencida de que era de Nicolás, éste lo ponía en duda.
Alejandra fue vista por última vez el 19 de febrero a las 23. A esa hora salió de su casa y sus hermanas la vieron subirse al Polo gris que conducía Nicolás Rinaldi. Desde entonces nunca más se supo de ella hasta que una semana después su cadáver apareció en una laguna en la zona de Valentina Sur, sin rastros de su embarazo.
El juez le dijo también a Nicolás que tenía elementos en su contra. Le exhibió 11 fojas (22 carillas) con el resumen de las pruebas que lo incriminan, y también los 17 cuerpos (3.400 fojas) que ya había reunido el expediente.





Comentarios