CRIMEN DEL INGENIERO LOZANO

La fiscalía pidió 20 años de prisión para Marcos Guzmán

El imputado le asestó 17 puñaladas a su víctima, a quien le robó pertenencias y le quiso quemar el departamento.
martes, 05 de noviembre de 2019 · 11:37

La fiscal María Eugenia Titanti pidió este martes que Marcos Fontán Guzmán sea condenado a 20 años de prisión, como responsable del asesinato del ingeniero Matías Lozano, a quien le robó pertenencias, lo mató a puñaladas e intentó quemar su departamento, en un dramático episodio ocurrido en noviembre de 2018 en un departamento de Castelli 235. Fontán Guzmán, de 20 años, había sido declarado “culpable” por un jurado popular.

La representante de la fiscalía arribó al monto de pena solicitado tras evaluar y resumir los agravantes y atenuantes particulares del caso.

Entre los agravantes Titanti señaló las circunstancias de modo tiempo y lugar, ya que la víctima recibió 17 puñaladas, fue atacado con un arma blanca, estaba desarmado en su casa, presentaba lesiones de defensa en manos brazos y antebrazos y agonizó luego de ser agredido, entre 2 y 3 horas.

También consideró que Fontán Guzmán “desplegó una crueldad extrema” para cometer el homicidio y luego se tomó tiempo para incendiar el departamento e intentar ocultar lo sucedido, poniendo en riesgos la vida de los otros habitantes del edificio que se encontraban en su mayoría durmiendo ya que era de madrugada.

Finalmente, la fiscal del caso se refirió al daño causado debido a la corta edad de Lozano (34 años) y que la víctima era destacable tanto en sus relaciones laborales, como familiares y académicas. Asimismo, que se acreditó daño colateral, es decir que excede la propia vida de la víctima.

Por último la representante de la fiscalía ponderó como atenuantes la corta edad del imputado y la falta de antecedentes penales condenatorios.

El delito por el cual Fontán Guzmán fue declarado penalmente responsable en un Juicio por Jurados es homicidio simple, en concurso real con robo y estrago doloso, en carácter de autor.

El hecho ocurrió el 28 de noviembre de 2018, entre la 1 y las 4 de la madrugada. Ocurrió en el domicilio de la víctima, Matías Lozano, ubicado en un edificio del alto de la ciudad de Neuquén. El acusado y Matías Lozano, estaban juntos en forma consentida. En un determinado momento el imputado le dio 17 puñaladas que le provocaron la muerte como consecuencia de una hemorragia interna. Luego, robó diversas pertenencias, como ropa, una computadora, la billetera y documentación personal, roció con líquidos inflamables y solventes distintos ambientes de la vivienda y el cuerpo de la víctima poniendo en peligro la vida de las personas que se encontraban en los demás departamentos.

Para salir del edificio, Fontán Guzmán rompió la puerta del ingreso principal y luego fue hacia un colegio secundario ubicado a menos de dos cuadras. Allí dejó en las inmediaciones, valijas y bolsos en los que tenía los bienes sustraídos y en una zona de pastizales cercana se deshizo de una mochila que posteriormente se constató que contenía documentación personal a nombre del imputado, además de llaves y vestimentas.

El abogado querellante Luis María Varela que interviene en representación de los familiares de Matías Lozano, adhirió requirió que la pena para el responsable del homicidio sea de 22 años de prisión de cumplimiento efectivo.

El juez técnico que intervino durante el juicio de responsabilidad y será el encargado de determinar el monto de la pena, comunicó que dará conocer la resolución en 48 horas.

 

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias