LOS CUSTODIOS DE MACUBA

Otros tres policías de Río Negro a juicio por el caso Solano

Se sumarán a los siete que fueron condenados a prisión perpetua el año pasado.
martes, 20 de agosto de 2019 · 11:47

Otros tres policías de Río Negro serán enjuiciados como partícipes necesarios en la desaparición y asesinato del trabajador rural Daniel Solano, ocurrido en noviembre de 2011 en Choele Choel, y por el que siete efectivos fueron condenados a prisión perpetua en agosto del año pasado. Se trata de los policías que hacían las veces de patovicas en el boliche Macuba la trágica madrugada en que el trabajador rural salteño desapareció.

La nueva etapa de juicio a uniformados fue dada a conocer por el abogado de la familia Solano, Sergio Heredia, en declaraciones a radio Encuentro, y está en concordancia con lo que siempre sostuvo: que en la desaparición, asesinato y ocultamiento del cadáver de Solano participaron más efectivos que los siete condenados. “Nosotros, a los pocos días que arribamos a Choele Choel, denunciamos a cuarenta y pico de personas que consideramos responsables de este asesinato, además de los siete autores materiales que fueron condenados el año pasado”, recordó Heredia.

Ahora la Justicia avanzará sobre la responsabilidad de Cristian Toledo, Ceferino Muñoz y Walter Etchegaray. “Es una vergüenza que se haya demorado tanto tiempo, nosotros ya hicimos el requerimiento a juicio en su momento. Estos tres policías debieron haber sido juzgados junto a los otros siete» -se quejó Heredia- y «al octavo asesino que es Tomás Vega”.

Agregó que “obviamente, nosotros los vamos a acusar de partícipes necesarios de homicidio, por lo tanto, es muy posible que sean condenados a cadena perpetua, porque ya fueron condenados los que participaron con ellos”.

“Los siete condenados no podrían haber ejecutado el homicidio si no hubiera sido por la participación activa de estos policías. Es más, Etchegaray es uno de los que los golpea a Solano, eso quedó probado en el juicio”, dijo finalmente.

Daniel Solano desapareció a la madrugada del 5 de noviembre de 2011 desde el boliche Macuba, de Choele Choel. Su cadáver nunca apareció y por el caso, siete policías fueron sentenciados a prisión perpetua como coautores, en un prolongado juicio que culminó en agosto del año pasado.

Gualberto Solano, su padre, murió sin conocer el veredicto del tribunal.

 

 

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
50%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios