GATILLO FÁCIL EN ZAPALA

Quedó preso el policía que mató por la espalda

El hecho ocurrió el viernes a las 2 de la madrugada. Pero oficialmente la Policía fue avisada a las 7.30.
sábado, 31 de agosto de 2019 · 14:23

El efectivo policial que mató de un balazo por la espalda a un hombre que presuntamente le había robado el estéreo del auto, estacionado en la puerta de su casa, quedó detenido con prisión preventiva por los próximos cuatro meses. El hecho ocurrió este viernes a la madrugada en Zapala y en la audiencia de formulación de cargos de este sábado se dispuso su detención.

La fiscal jefa Sandra González Taboada y el fiscal del caso Marcelo Jofré formularon cargos al policía Pablo Pallero, de 36 años, un efectivo al que le atribuyeron haber cometido el homicidio de Facundo Guíñez, de 29, en la madrugada del viernes en la ciudad de Zapala.

La imputación la efectuaron al mediodía de este sábado, durante una audiencia realizada en Zapala. Afirmaron que Pallero le disparó a la víctima entre la 1.30 y 2 de la madrugada. Fue en la esquina de las calles Chaco y Barone. Y de acuerdo con los primeros elementos recogidos en la investigación, efectuó el disparo con el arma reglamentaria, calibre 9 milímetros.

El imputado estaba en el interior de su vivienda cuando escuchó ruido en el exterior. Miró por la ventana y vio a una persona dentro de su auto Fiat Palio que estaba estacionado. Salió de la casa y efectuó dos disparos contra Guiñez, quien intentaba alejarse del lugar y luego de algunos metros cayó la calle.

La autopsia determinó que su muerte ocurrió por un disparo calibre 9 milímetros que le ingresó por la espalda. La imputación oficial fue por homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

Se supo que Pallero -según confió un uniformado bajo absoluta reserva- concurrió ese día a trabajar con normalidad y que "comentó como al pasar" que alguien le había robado y que efectuó un par de disparos al aire. También trascendió que se lavó profundamente las manos para eliminar restos de pólvora y limpió la pistola.

La primera versión consignó que alrededor de las dos de la madrugada Palleros salió a la calle –con su pistola lista- al escuchar ruidos. Habría advertido a un desconocido correr, lo persiguió y le disparó. El hombre quedó tendido en la calle y a su lado un estéreo de auto, presuntamente de propiedad del uniformado.

Pero el Comando Radioeléctrico recibió la llamada telefónica –al 101- recién a las siete y media de la mañana, cinco horas y media después de ocurrido el hecho.

Peralta dijo que un móvil concurrió al lugar, certificó que el hombre estaba muerto, e implementó un dispositivo para preservar la escena. Una ambulancia llegó el cadáver de Guíñez.

Dijo Peralta, en una primera aproximación, que "se trató de una muerta violenta porque el cuerpo, a prima facie, presentaba dos heridas; una en el omóplato derecho y otra en pecho, cerca del esternón. Puede presumirse que es producto de un proyectil de arma de fuego".

Indicó que rápidamente se pudo identificar al muchacho y que sus familiares se acercaron hasta el lugar.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias