UNA PANDEMIA PELIGROSA

Denuncian una ola de asaltos a taxistas en Neuquén

Al menos hubo tres en la semana. Habló con 24/7 Canal de Noticias la madre del taxista asaltado el jueves en el Gran Neuquén.
viernes, 5 de junio de 2020 · 13:13

En la última semana, tres taxistas fueron víctimas de asaltos violentos: el del jueves a la tarde en el que el conductor fue amenazado con dos cuchillos; el día anterior a una mujer taxista le gatillaron con un arma en la cabeza pero la bala no salió, y días antes a un conductor lo dejaron prácticamente desnudo en la meseta, de madrugada.

“Las familias de taxistas la estamos pasando muy mal”, dijo Dalila, mamá de Facundo, el chofer asaltado este jueves en el barrio Gran Nequén, a dos cuadras de la parada del hospital Heller, en declaraciones a Noticiero Central, por 24/7 Canal de Noticias este mediodía.

Facundo, de 23 años, hace un año y medio que maneja un taxi y ya tuvo un primer episodio peligroso. Tomó “pasaje” en la parada del Heller pero a las dos cuadras, los dos ocupantes del auto revelaron su intención. Sacaron cuchillos, uno se lo apoyo en el cuello y el otro en las costillas y lo obligaron a detenerse. Con movimientos rápidos, le sacaron una mochila, la billetera, el celular, el botiquín de la guantera y a los tirones lo despojaron de la campera. No lograron hacerse de las llaves del auto. Se bajaron y corrieron a esconderse en una vivienda ubicada en Sargento Vázquez y Las Gaviotas.

La víctima salió tras ellos y avisó a sus colegas que, en segundos, rodearon la casa con la intención de hacer justicia. La llegada de la Policía lo impidió y se registraron escaramuzas entre uniformados y choferes. Incluso hubo disparos al aire con itakas. Todo ello ocurría mientras –reveló Dalila- “desde la ventana de la casa los delincuentes se reían e insultaban a los taxistas”.

Facundo hizo la correspondiente denuncia en la comisaría 16 y luego tuvo que dirigirse a la comisaría del Menor, porque uno de los autores del robo no tiene 18 años.

Se recuperó casi todo; la mochila, la billetera –sin el dinero-,  y la campera, pero no el teléfono celular”, dijo la mujer.

También afirmó que su hijo no pudo verles los rostros ya que tenían colocados los barbijos –para cuidarse del COVID 19- y capuchas. De todos modos pudo saber luego que uno es mayor y el otro menor de edad.

Con mucha angustia, la mujer comentó que “las familias de taxistas la estamos pasando muy mal; la situación es muy grave”. Ahí reveló que la noche del miércoles, la víctima fue una mujer que maneja un taxi a quien los delincuentes le apoyaron un arma de fuego en la cabeza y le gatillaron, pero por fortuna el proyectil no salió.

Y agregó que en el curso de la semana, otro conductor fue víctima de un asalto en horas de la madrugada. “Lo dejaron casi desnudo en la meseta”, dijo.

Finalmente señal a su hijo “es la primera vez que le pasa algo grave; en otras oportunidades logró darse cuenta a tiempo y avisó a sus compañeros o a los Policía y evitó ser asaltado”.

 

Comentarios