PANDEMIA CRIMINAL

Un policía mató a su hermano: lo confundió con un delincuente

En un momento trágico, fue demasiado rápido para responder lo que creyó era un ataque para robarle.
sábado, 12 de septiembre de 2020 · 10:42

Un policía de Buenos Aires mató a balazos a su hermano de 20 años, en la localidad bonaerense de Morón, al creer que se trataba de un delincuente. La víctima le abrió la puerta del auto para hacerle una broma. Pero en lugar de broma fue tragedia, corroborando que hay veces en que conviene no jugar con el destino.

El hecho ocurrió alrededor de las 20.30 de anoche, en el cruce de Hipólito Yrigoyen y Belgrano. Allí el oficial mayor Pablo Facundo Cisneros, de 28 años, estaba  en su Peugeot 206 esperando la luz verde del semáforo. Se dirigía al cementerio local a buscar a su hermano. De pronto, le abrieron la puerta y le tocaron el bolsillo, como el manotazo de un motochorro. El oficial fue demasiado rápido: sacó su pistola y gatilló dos veces.

No era un motochorro, ni un arrebatador al paso. Era su hermano, Ricardo Bulacios. El joven, vestido con una campera negra y un pantalón de jean azul, quedó tendido entre la vereda y el asfalto, y falleció casi en el acto como consecuencia de las heridas sufridas. Fue una escena de espanto, con el policía atónito y desgarrado mirando el cadaver de su hermano tendido en la sangre.

Un médico legista comprobó el deceso. A simple vista, el facultativo estableció que Bulacios recibió un disparo en el antebrazo izquierdo, con orificio de entrada y de salida, que le perforó el estómago.

Un testigo relató a la Policía que vio el momento en el que el muchacho cruzó la senda peatonal y abrió la puerta del Peugeot. Escuchó una detonación y vio el estallido de la ventanilla izquierda del vehículo en el que el circulaba, por lo que había pensado que le habían arrojado una piedra. En realidad, se había salvado de milagro, de ser alcanzado él también por los disparos.

Tras el hecho, la fiscal Adriana Suárez Corripio, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 del Departamento Judicial Morón, caratuló la causa como "homicidio" y ordenó la detención del efectivo policial.

 

Comentarios